Seguinos

Política

Alberto le pidió a Jaldo que renuncie a la gobernación y ahora esperan un llamado de Cristina

Alberto le pidió a Jaldo que renuncie a la gobernación y ahora esperan un llamado de Cristina
"Quiero que vos y Manzur se sumen a mi gabinete", le dijo el Presidente al vicegobernador de la provincia

Tras el huracán político de los últimos días, el gobierno está focalizado ahora a resolver el reemplazo de Manzúr en Tucumán. Tras la reunión de gobernadores en La Rioja, Alberto le habría pedido al vicegobernador Osvaldo Jaldo que no asuma y le dijo que tendrá lugar en el gabinete nacional.

El sábado, cuando Manzur regresaba de La Rioja habría recibido un llamado del Presidente en el que le explicaba que lo había llamado a Jaldo para convencerlo de que no asuma al frente de esa provincia.

“No quiero que haya ni vencedores ni vencidos. Quiero que Juan venga a mi gabinete y vos también”, le dijo Alberto a Jaldo, quien mantiene un duro enfrentamiento político con Manzur. es lo que trascendió

Alberto, Manzur y Massa en shock porque Jaldo se atrinchera en la gobernación de Tucumán

Esa era una de las condiciones que Manzur había impuesto para sumar al gabinete: que Jaldo tenga un espacio en el gobierno para sacarlo de la línea de sucesión provincial.

En las negociaciones del viernes, Jaldo había rechazado el ofrecimiento de Sergio Massa para sumarse al directorio del Banco Nación. También rechazó un ofrecimiento para ser secretario de Municipios del Ministerio del Interior de la Nación. Por eso, esperan que por estas horas Jaldo reciba un llamado de Cristina Kirchner.

No quiero que haya ni vencedores ni vencidos. Quiero que Juan venga a mi gabinete y vos también.

El todavía gobernador de Tucumán recibió este sábado por la noche en su casa de Yerba Buena a sus ministros, legisladores, diputados nacionales y concejales. Allí reconoció que aceptó reemplazar a Santiago Cafiero en la Jefatura de Gabinete sin resolver qué hacer con su provincia. El tucumano explicó que no podía hacer esperar a Alberto y a Cristina.

La propuesta de Alberto es que Jaldo designe al presidente de la Legislatura y que Manzur pueda designar a su reemplazo en la gobernación.

El gobernador quiere que quien se siente en el despacho principal de la Casa de Gobierno sea Sergio “La Burra” Mansilla, que el sábado estuvo en Tucumán con Manzur y otros dirigentes tucumanos.

Oriundo del interior de la provincia, Mansilla es legislador en la provincia y tiene perfil dialoguista. Además no es resistido por Jaldo. Su esposa, Elia Fernández de Mansilla, es intendenta de Aguilares e integra la lista de diputados nacionales por Tucumán. Mansilla además fue senador nacional ye s muy amigo del ex senador Marcelo Fuentes, mano derecha de Cristina en el Senado.

Al frente de la Legislatura quedaría el jaldista Regino Amando o Juan Ruiz Olivares, también de perfil dialoguista y oriundo de Monteros, una ciudad de 25.000 habitantes del interior tucumano. Sin dudas, el recambio de autoridades significa un retroceso para el peronismo de la capital tucumana.

Ahora la centralidad la tiene Jaldo que reunió a los suyos y espera el llamado de Cristina (una especie no confirmada). En las próximas horas debería ingresar a la Legislatura el pedido de licencia de Manzur para poder asumir el lunes en la Jefatura de Gabinete de la Nación. La sesión en el parlamento tucumano sería durante la mañana del lunes.

En Tucumán están en un estado de reunión permanente este domingo, ahora la centralidad la tiene Jaldo que reunió a los suyos y espera el llamado de Cristina. En las próximas horas deberán ingresar a la Legislatura el pedido de licencia de Manzur para poder asumir el lunes en la Jefatura de Gabinete de la Nación. La sesión en el parlamento tucumano sería durante la mañana de este lunes.

La resolución del reemplazo de Manzur fue el tema principal de la reunión del sábado en La Rioja. La respuesta de Jaldo al ofrecimiento de Sergio Massa habría sorprendido al gobierno.

El vice se comprometía a mantener a todos los ministros de Manzur, dejar que designe al presidente de la Legislatura y sostener todos los acuerdos del gobernador. Incluso ofreció garantizar este ofrecimiento en una reunión con Alberto y Manzur. Pero aclaró que no pensaba renunciar a su derecho a asumir la gobernación.

Compartir