Salud

Alimentos permitidos en la dieta blanda

Alimentos permitidos en la dieta blanda
Una dieta blanda se basa en alimentos sin irritantes y si condimentos, generalmente sin lácteos.

No necesariamente una dieta blanda es de consistencia suave, a menos que se especifique para casos de personas mayores o cuando sea necesario por problemas de dentadura o deglución.

Enfermedades en que se prescribe dieta blanda
Una dieta blanda es fundamental como parte del tratamiento de la gastritis que es la inflamación de la mucosa que funciona como revestimiento del estómago, o bien en caso de úlcera péptica o reflujo gástrico.

Aún después del tratamiento médico es importante seguir con el régimen dietético para una completa recuperación y evitar recurrencias y complicaciones.

Tanto para gastritis, úlcera y reflujo gástrico se recomienda una dieta blanda que consiste en una dieta libre de irritantes.

Alimentos permitidos en una dieta blanda
– Consomé de pollo clarificado (sin grasa).

– Pollo hervido o a la parrilla, pescado a la parrilla, atún, jamón bajo en grasa. En algunos casos carne asada baja en grasa.

-Huevo revuelto u omelette con jamón.

– Vegetales: papa, zanahoria, chayote. A tolerancia: calabaza y jitomate.

– Frutas: papaya, plátano, manzana o pera cocida o al horno sin cáscara, duraznos en almíbar, uvas sin semillas ni cáscara.

– Arroz blanco hervido, pastas cocidas.

– Puré de tomate o tomate natural sólo en algunos casos.

– Jugo de manzana o jugo de uva diluido, agua de jamaica, té de manzanilla.

– Pan tostado, tortillas de maíz o de harina sin grasa, pancakes ligeros o panqué sin grasa.

-Gelatina de agua, miel, mermelada ligera.

Ya que son pocos los alimentos permitidos en una dieta blanda, es importante la variedad en la preparación y presentación de los mismos.

Recomendaciones en una dieta blanda:
Debes restringir el consumo de café, café descafeinado, bebidas con cafeína y bebidas alcohólicas.

El tamaño y frecuencia de las comidas debe determinarse individualmente.

Incrementa en forma gradual el consumo de alimentos con fibra, según tu tolerancia personal.

Evita los alimentos que increméntenla secreción de ácido en el estómago, como la leche por ejemplo.

Omite comer alimentos que no toleres y que notas que empeoran los síntomas.

Restringe los alimentos que irritan la mucosa gástrica, como condimentos, alimentos ácidos y picosos.

Inicialmente una dieta blanda es la mejor opción, sin alimentos irritantes y baja en fibra. En forma gradual introduce otros alimentos que toleres.

Compartir