Seguinos

Salud
20/11/2021

Anemia: qué la causa y cómo tratarla

Anemia: qué la causa y cómo tratarla
La anemia es la afección de la sangre más común. Ocurre cuando el número de glóbulos rojos es bajo, lo que deriva en una disminución de la hemoglobina

La principal causa de la anemia es la deficiencia de hierro, el mineral que participa en la producción de hemoglobina. Aunque muchas afecciones pueden causar anemia, la malnutrición es una de las centrales. Esto convierte a la anemia en un problema global de salud pública que resalta la inequidad social y la crisis de acceso a una alimentación adecuada, y que afecta particularmente a los niños pequeños y a las embarazadas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), a nivel mundial, el 42% de los niños menores de 5 años, y el 40% de las embarazadas padecen de anemia.

En los Estados Unidos, unas 3 millones de personas padecen de anemia.

Síntomas
Esta carencia de hemoglobina, y por ende, de oxígeno, genera los siguientes síntomas:

Debilidad extrema

Dificultad para respirar

Ritmo cardíaco rápido o irregular

Silbidos en los oídos

Dolor de cabeza

Manos o pies fríos

Dolor en el pecho

Palidez

Causas
Hay muchos problemas de salud que pueden causar anemia. Entre ellos, los más frecuentes son:

Períodos menstruales muy abundantes

Embarazo

Ulceras

Pólipos en el colon o cáncer del colon

Trastornos hereditarios

Una dieta que no contiene suficiente hierro, ácido fólico o vitamina B 12

Algunos trastornos, tales como anemia falciforme, talasemia o cáncer

Anemia aplásica, una afección que puede ser hereditaria o adquirida

Deficiencia de glucosa -6- fosfato-deshidrogenasa

La anemia también puede ser un síntoma de una afección más grave. Puede resultar de una hemorragia crónica en el estómago. La inflamación crónica de una infección, enfermedad renal, cáncer o enfermedades autoinmunes también pueden hacer que el cuerpo produzca menos glóbulos rojos.

Ciertas enfermedades afectan la capacidad del intestino delgado para absorber nutrientes. Por ejemplo la enfermedad de Crohn o la enfermedad celíaca pueden causar niveles bajos de hierro en el cuerpo.

Compartir