Seguinos

Anochecer de un día agitado

Anochecer de un día agitado
Como la archiconocida canción de los Beatles, se vivió en las postrimerías del domingo la cuenta regresiva para la doble asunción: la de Juan Manzur en la Jefatura de Gabinete del gobierno nacional y la de gobernador interino de Osvaldo Jaldo.

Un mal paso de Manzur puede truncar su meteórica carrera por la administración pública tanto nacional como provincial. Lo mismo pasa con Jaldo, una mínima equivocación hará añicos su sueño liminar: el de ser gobernador de Tucumán en 2023 como culminación de su carrera política.

La situación que se vive hoy en la estructura de gobierno, tanto en el ejecutivo como en el ámbito legislativo es de incertidumbre.  Y se constituye en una fuente desestabilizante. Los funcionarios y empleados jerárquicos, a los que suman los dirigentes políticos ven con temor y desconfianza su futuro. Naturalmente son los que más aportan a crear un ambiente tenso, tanto en la Legislatura como en el Ejecutivo.

Y todo ello va en desmedro del triunfo en las elecciones del 14 de noviembre.

Más cuando el hombre de a pie, el de la calle, tanto el común como el empresario van percibiendo que las soluciones que trascienden no se vislumbran como claras o transparentes

Y lo que llama la atención es que el derrotado en las internas de las PASO sea el ahora condicione los movimientos del triunfador.

Ante todos estos movimientos que han comenzado a trascender hacia lo nacional, no se conoce el límite de paciencia que puedan tener tanto Alberto como Cristina.

A Juan Manzur lo condiciona el tiempo, la cuenta regresiva hasta las 16 horas en que debe asumir su cargo. Antes deberá la Legislatura concederle la Licencia temporal, o en su defecto lo hará a través de un DNU, que luego deberá ser ratificado en la Cámara.

A Osvaldo Jaldo, que este cargo de Gobernador Interino, es eso: INTERINO.

Pero debe quedar claro, que no se está frente a una situación apocalíptica, que no es todo o nada.

O en todo caso, para ambos ese Todo o Nada se verificará el 14 de noviembre.

Porque las PASO son solo eso, elecciones internas. Todavía No se ganó nada.

Las que Importan son las del 14 de noviembre. En esas sí se gana o se pierde. Para ambos.

Por: Miguel A. Cuello (h)

Compartir