Seguinos

Sociedad
21/07/2022

Argentina: pronostican una primavera y verano más cálidos

Argentina: pronostican una primavera y verano más cálidos
En medio de la ola de calor en Europa, expertos del Servicio Meteorológico Nacional explicaron cómo los récords de temperaturas máximas se observan

“Es probable que tengamos en Argentina una primavera y un verano más cálidos de lo normal”, precisaron desde el Servicio Meteorológico Nacional.

En medio de la ola de calor con temperaturas máximas récord que se observan en Europa, los pronósticos del clima a futuro no son buenos. Europa occidental literalmente arde por una extrema ola de calor, que ha llevado las temperaturas ayer a 40 grados centígrados en Reino Unido por primera vez, a Francia en 42.6 y a casi 46 en Portugal y España.

“Europa está viviendo una ola de calor extrema porque hay varios récords de temperatura que se están rompiendo y llegando a máxima históricas. Esta es la tercera ola de calor en el hemisferio norte en lo que va del año y que por ejemplo llevó a Reino Unido a registrar ayer el récord de 40.2 grados centígrados. Comenzó a mediados de junio con un pico histórico para ese mes. Luego siguió otra a principios de julio y esta última que batió todas las marcas anteriores”, explicó el meteorólogo Matías Reinoso, del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

“Este fenómeno no es atribuido a una sola causa sino que es multicausal. En cuanto a las causas más directas, observamos un ingreso de aire cálido proveniente del norte de África, junto a un sistema de baja presión proveniente de Portugal. También la producción de un anticiclón que evita que la sensación cálida desaparezca. Se genera un efecto de subsidencia que ocurre cuando se evita la formación de nubes que morigeren las temperaturas. Al no haber nubes, las temperaturas alcanzan sus valores más altos”.

La otra gran causa es la indirecta llamado calentamiento global, que potencia este fenómeno climático. Desde la era preindustrial el planeta se ha ido calentando en forma sostenida, aumentando la temperatura promedio en 1.1 grados celsius. Este calentamiento global produce el cambio climático, con eventos cada vez más intensos y frecuentes. Por ejemplo, desde 1995 a 2015 se produjeron 20 olas de calor. Es decir 20 olas en 20 años. Pero desde 2015 a 2022 también hubo otras 20 olas de calor. Es decir 20 olas en solo 7 años. Así actúa el calentamiento global.

En coincidencia con Reinoso, ayer la Organización Meteorológica Mundial (OMM) advirtió: “Las olas de calor como la que actualmente vive Europa, la segunda en un mes, y otras tendencias negativas en el clima serán cada vez más frecuentes y continuarán al menos hasta 2060, independientemente del éxito o no a la hora de mitigar el cambio climático”. Según los científicos, el aumento de las frecuencias de las olas de calor que se registran en Europa, es una consecuencia directa de la crisis climática, ya que las emisiones de gases de efecto invernadero incrementan su intensidad, duración y frecuencia.

Temperaturas en Argentina

“Estas olas de calor en Europa no implican que se van a dar obligatoriamente en Argentina en los próximos meses, aunque la tendencia es que se incrementarán las temperaturas. Hay que tener en cuenta que hubo registros de temperaturas extremas el último verano, por lo que es probable que tengamos una primavera y verano más cálidos de lo normal, con olas de calor más frecuentes”, puntualizó Reinoso.

El experto recordó cuando el martes 11 de enero a las 16.05 se registró en la ciudad 41.1 grados y por primera vez en 30 años se superaron los 40 grados en CABA. Ese día en San Juan se alcanzó los 44° cerca de las 18. La Rioja tuvo 42.4°C y Santiago del Estero 42.1°C. “¡Sigue subiendo la temperatura! A las 16:05h, la Ciudad de Buenos Aires registró 41,1°C. Es la 2° más alta desde 1906. #oladecalor #calor “, tuiteó el SMN esa tarde. El escalón más alto en el podio de temperaturas lo retiene el 29 de enero de 1957, fecha en la que los porteños debieron soportar un calor de 43,3 grados.

Reinoso, del SMN concluyó: “Estamos observando en los últimos años como se rompen los récords de temperaturas máximas con más frecuencia. Eso no quita que también observemos en Europa inviernos más fríos. Es parte del fenómeno del cambio climático. Hay eventos más extremos porque esto implica un desequilibrio y desorden en el ámbito climático”.

El récord de temperatura es “un verdadero recordatorio de que el clima ha cambiado y seguirá cambiando”, señaló Stephen Belcher, jefe de ciencia y tecnología de la Met Office.

“Estos extremos serán cada vez más extremos”, advirtió y aseguró que la única manera de estabilizar el calentamiento es lograr rápidamente la neutralidad de carbono. En 2003 una ola de calor dejó 75.000 muertos en Europa y que, aunque ahora hay mejores medios de adaptación, la organización espera un aumento en las muertes entre las personas mayores y con condiciones previas.

Compartir