Seguinos

Salud
28/10/2022

Cáncer de mama: qué se puede hacer para reducir el riesgo

Cáncer de mama: qué se puede hacer para reducir el riesgo
Octubre ha sido declarado en todo el mundo como el mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los esfuerzos de concientización sobre este enfermedad, que es el tipo cáncer más común, ayudan a las personas a conocer cuáles son sus factores de riesgo, qué síntomas deben buscar, qué tipo de evaluación deben recibir y cómo pueden prevenir esta afección.

Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de mama
Existen distintos factores que aumentan las posibilidades de contraer cáncer de mama (aunque tenerlos no significa que necesariamente se desarrollará la enfermedad). Algunos de ellos no son evitables, mientras que otros sí lo son:

Edad: el riesgo de desarrollar cáncer de mama aumenta a medida que se envejece. La mayoría de los casos invasivos ocurren en mujeres mayores de 55 años.

Género: las mujeres caucásicas tienen 100 veces más probabilidades de desarrollar cáncer de mama que los hombres caucásicos, mientras que las mujeres negras tienen 70 veces más probabilidades de desarrollar cáncer de mama que los hombres negros. A su vez, las mujeres latinas tienen 30% menos de probabilidades de ser diagnosticadas con cáncer de mama que las mujeres caucásicas.

Genes: distintas mutaciones genéticas pueden aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de mama, sin embargo, los expertos destacan que las personas que tienen mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2 tienen más probabilidades de desarrollarlo que aquellas no las tienen.

Riesgo heredado: la mayoría de las personas que desarrollan cáncer de mama no tienen antecedentes familiares de la enfermedad, sin embargo, el riesgo es mayor cuando un pariente cercano femenino (madre, abuela o hija) ha tenido cáncer de mama.

Comienzo tardío de la menopausia: las personas que comienzan la menopausia después de los 55 años tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de mama.

Menstruación temprana: si el primer período ocurre antes de los 12 años, existe un mayor riesgo de cáncer de mama.

Dar a luz a una edad avanzada: quienes dan a luz a su primer hijo después de los 35 años, tienen un mayor riesgo de cáncer de mama.

Beber alcohol excesivamente: el trastorno por consumo de alcohol puede aumentar el riesgo de cáncer de mama.

Terapia hormonal: quienes tomaron o están tomando medicamentos posmenopáusicos de estrógeno y progesterona para ayudar a reducir los síntomas de la menopausia, tienen un mayor riesgo de cáncer de mama.

Nunca haber estado embarazada: quienes nunca quedaron embarazadas o que llevaron un embarazo a término, tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de mama.

Cáncer de mama previo: si has tenido cáncer de mama en un seno, tienes un mayor riesgo de desarrollarlo en el otro seno o en un área diferente del seno previamente afectado.

Tejido mamario denso: dificulta la lectura de las mamografías, y también aumenta el riesgo de cáncer de mama.

Compartir