Seguinos

Argentina

Cannabis: el Senado dio media sanción a la ley que regula la producción industrial de la planta

Con 56 votos a favor y apenas 5 en contra, la Cámara alta aprobó el proyecto del Poder Ejecutivo para fomentar el desarrollo de productos medicinales, textiles y cosméticos, entre otros

Exactamente un mes después de que el Poder Ejecutivo ingresara el anteproyecto en la Cámara, el Senado votó y dio media sanción este jueves a la ley que regulará la producción industrial de la planta de cannabis, sus semillas y derivados a partir de la creación de la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (ARICCAME). 

Con la presencia de 62 senadores y senadoras (diez ausentes), la media sanción salió con el voto afirmativo de 56 legisladores, 5 negativos y una abstención. “Estoy muy feliz de votar esta ley. Este marco regulatorio nos va a permitir aprovechar la gran potencialidad que tiene el cannabis en todas sus variantes y en todos los rincones de nuestro querido y amado país”, celebró Anabel Fernández Sagasti (Frente de todos) al cerrar la larga etapa (más de dos horas) de los discursos antes de la votación, cuando ya se intuía el “triunfo” de la media sanción. La senadora mendocina fue la última en hablar, porque tuvo un rol esencial en la Cámara Alta a la hora de acordar con la oposición los pocos aspectos que generaban controversia entre sus pares y porque participó junto al Ejecutivo de la redacción del anteproyecto.

La celeridad del tratamiento en comisiones y el consenso entre oficialismo y oposición -salvo mínimas excepciones- en el debate en el recinto se explican por urgencia y conveniencia: el negocio detrás del desarrollo productivo de esta planta milenaria -prohibida y demonizada durante los últimos 90 años- es prometedor para todas las provincias, y en el Gobierno nacional auguran que podrá ayudar a combatir la crisis económica y social de la pospandemia, como actualmente ocurre en Estados Unidos, Canadá, Israel o Colombia. Una estimación “conservadora” del Ministerio de Desarrollo Productivo prevé para 2025 la generación de 10.000 puestos de trabajo, el movimiento de 500 millones de dólares en consumo del mercado interno y USD 50 millones en exportaciones. 

El gobierno de Alberto Fernández aspira a que Argentina se convierta en un líder regional en el negocio del cannabis industrial, confiado en las capacidades agropecuarias y científico-tecnológicas del país. Con el cannabis y sus semillas se elaboran infinidad de productos desde hace cientos de años. Incluso se producían en Argentina, hasta que en 1977 la última dictadura militar prohibió el uso.

Compartir