Seguinos

12/03/2021

¿Comer dientes de ajo ayuda a perder peso?

Desde hace siglos, el ajo se ha utilizado con fines medicinales. Actualmente, existen numerosos ensayos que analizaron sus efectos anticoagulantes, bactericidas, fungicidas, hipocolesterolémicos, hipoglucémicos, hipotensivos, e incluso anticancerígenos.

Otro beneficio muy difundido es su capacidad para controlar o perder peso corporal, pero ¿de dónde proviene esa afirmación? ¿qué dice la ciencia al respecto? Aquí vamos a repasarlo y contarte todo sobre ese alimento.

El ajo (Allium sativum L.) es un bulbo que crece bajo tierra y se utiliza como condimento en la gastronomía de muchos países, principalmente porque agrega un fuerte sabor. Es un excelente acompañante de carnes, arroz, sopas, encurtidos, aderezos de ensaladas, pescados y vegetales.

Además de su uso como saborizante, el ajo es muy nutritivo. Cada 100 g crudos hallamos:

98 kilocaloría (kcal).

64 g de agua.

33 g de carbohidratos.

2 g de fibra dietética.

1 g de azucares.

8 g de proteínas.

Menos de 1 g de grasas.

También contiene ácido pantoténico, niacina, vitaminas A9, B6, C, E, K, minerales, como calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio, cobre, manganeso, selenio y zinc.

¿Sirve el ajo para bajar de peso?
Se cree que el consumo de ajo impacta en el peso corporal por distintos motivos. Uno de ellos es que masticar un diente de ajo crudo favorece la secreción de jugos gástricos, que ayudan a procesar mejor los alimentos, estimulan la digestión y promueven una correcta absorción de nutrientes.

Qué es el ajo negro y cuáles son sus propiedades

Cuando comemos, es necesario que los alimentos se transformen en pequeñas moléculas de nutrientes, para facilitar su transporte a todas las células del cuerpo y así ser usados como energía. Si esto no ocurre, el organismo no aprovecha los alimentos en su totalidad y se corre el riesgo de engordar.

Otra razón por la que se asocia al ajo con un mejor control de peso es por la presencia de alicina, una sustancia química que le confiere su característico olor.

Compartir