Seguinos

Salud

Cómo evitar la formación de coágulos en las piernas

Cómo evitar la formación de coágulos en las piernas
Cuando algunos componentes de la sangre se espesan pueden convertirse en una especie de gel llamado coágulo.

Si esto ocurre, existe un mayor riesgo de que el flujo sanguíneo se vea afectado, aumentando el riesgo de distintas afecciones, como trombosis o embolia pulmonar. Conoce por qué ocurren los coágulos y qué puedes hacer para prevenir su aparición.

Los coágulos sanguíneos se forman cuando ciertos componentes de la sangre se espesan y forman una especie de gel. En algunos casos, este proceso puede ser beneficiosos, por ejemplo, cuando ocurre como respuesta a una lesión o corte, bloqueando el vaso sanguíneo lesionado y conteniendo el sangrado.

Sin embargo, algunos coágulos se forman en el interior de las venas sin un buen motivo y no se disuelven naturalmente. Esto puede requerir atención médica, especialmente si se localizan en las piernas, pulmones o cerebro.

Qué consecuencias tiene la mala circulación sanguínea

Normalmente, a los coágulos sanguíneos que se forman en una vena profunda de las piernas o muslos se los conoce como trombosis venosa profunda o TVP. Esta afección puede causar serios problemas si el coágulo se desprende y dirige a los pulmones, lo que se conoce como embolia pulmonar. También puede aumentar el riesgo de infarto o derrame.

¿Por qué se forman coágulos en las piernas?
Entre las principales causas de formación de coágulos en las piernas se encuentra:

Haber sufrido una fractura (de cadera, pelvis o pierna).

Haber tenido COVID-19.

Haber tenido o tener cáncer.

Hacer largos viajes en auto, avión, autobús o tren sin cambiar de posición.

Pasar muchos tiempo sentado o acostado.

Pasar mucho tiempo sin moverse.

Ser obeso o tener sobrepeso.

Someterse a una operación recientemente.

Tomar medicamentos que promueven la coagulación de la sangre u hormonas, especialmente como método anticonceptivo. Importante: no dejes de tomar cualquier medicamento del que sospeches sin antes consultarlo con un profesional de la salud.

Tener 65 años o más.

Tener antecedentes familiares de coágulos sanguíneos.

Tener diabetes.

Tener hematomas grandes.

Tener problemas del corazón.

Tener venas varicosas o enfermas.

Es posible saber si se ha formado un coágulo en la pierna si se experimentan los siguientes síntomas:

Compartir