Seguinos

Salud

Cómo hacer pan de avena casero

Cómo hacer pan de avena casero
La avena (Avena sativa) es el cereal con mayor proporción de grasa vegetal. También tiene un 65% de grasas no saturadas, 35% de ácido linoleico, carbohidratos de fácil absorción, minerales, fibra y es baja en calorías.

Todas estas propiedades la convierten en un miembro indiscutidos de los desayunos. Pero comerla con leche, frutas y frutos secos, cereales, en galletas o batidos no es la única forma de incorporarla en la dieta. También puedes preparar pan de avena, ideal para reemplazar los panificados y la bollería tradicional por algo más saludable y nutritivo.

Ingredientes del pan de avena
½ taza de avena.

½ taza de harina integral.

1 ½ taza de harina de todo uso, panadería, fuerza o 000.

2 cucharaditas de levadura seca o 7 g. de levadura fresca.

1 cucharadita de sal.

1 taza de agua hirviendo.

¼ taza de agua tibia (110 °F o 43 °C).

1 cucharada de miel.

1 cucharada de aceite vegetal, preferentemente de oliva.

Cómo preparar pan de avena
Mezcla la avena y la harina integral en un bol, a la vez que agregas el agua hirviendo y revuelves bien. Luego puedes sumar el aceite de oliva, la sal y la miel. Una vez unidos los ingredientes, los dejas enfriar por media hora o 45 minutos.

En otro recipiente pequeño vierte el agua tibia junto a la levadura (no es necesario que añadas una azúcar) revolviendo para disolverla. Luego, coloca en un lugar cálido durante unos 10 a 15 minutos.

Agrega la levadura a la mezcla de avena (una vez enfriada) e incorpora bien, mientras sumas la harina blanca hasta que se forme una masa firme.

Vuelca la preparación en una superficie enharinada y amasa entre 5 y 10 minutos. Debes conseguir una masa elástica y lisa.

Forma una bola con la masa y colócala en un bol limpio y aceitado. Cubre con papel film o plástico y déjalo en un lugar cálido (entre 70 y 85 °F o entre 21 y 29 °C). Sabrás que la preparación está lista cuando haya duplicado su volumen (esto suele demorar una hora).

Dale forma deseada a la masa en un molde y vuelve a cubrirlo con un trapo hasta que duplique el tamaño. Mientras, calienta el horno a 450 °F o 232 °C durante media hora.

Una vez lista la masa, haz unos cortes en la parte superior.

Coloca en el horno y reduce la temperatura a 400 °F o 204 °C, para hornear durante 30 a 40 minutos (o hasta que la temperatura interna del pan alcance los 190 °F o 87 °C). Puedes ayudarte con un termómetro para controlarla.

Finalmente, deja que el pan se enfríe durante casi 1 hora antes de servir. Puedes añadirle frutos secos u hojuelas de avena por encima para decorar.

A medida que practiques y perfecciones la preparación del pan de avena, encontrarás las medidas adecuadas para lograr la cantidad y consistencia deseada. Incluso puedes sustituir muchos de los ingredientes.

Compartir