Seguinos

Cómo hacer té de hierbabuena y para qué usarlo

La hierbabuena, también llamada yerbabuena o menta de jardín, es una hierba muy popular en el mundo de la gastronomía.

Es común el uso de esta hierba para aderezar carnes, sopas o ensaladas, aromatizar dulces, helados y otros productos de repostería o para preparar cócteles. Sin embargo, una sencilla forma de incorporarla y aprovechar sus bondades es mediante la infusión. Aquí repasamos cómo hacer té de hierbabuena y cuáles son sus propiedades.

La hierbabuena (Mentha spicata) es una hierba aromática perteneciente al género Mentha, por lo que es común que se confunda con otras especies, como Mentha x Piperitais.

Mide aproximadamente 50 cm, tiene hojas pecioladas, ovales, redondeadas por su base, y más o menos vellosas por ambos lados, mientras que su base es un rizoma del que salen varios tallos subterráneos de color violeta oscuro que crecen en todas las direcciones.

Cómo hacer té de hierbabuena
Puedes preparar una deliciosa infusión de hierbabuena fácil y rápidamente. Solo necesitas usar 10 de sus hojas por 250 ml de agua:

Lava bien las hojas de hierbabuena.

Opcional: frótalas con los dedos o aplástalas con el dorso de una cucharada para que liberen todo su sabor (solo procura no machacarlas demasiado).

Hierve el agua en una olla, cuando rompa en hervor apaga el fuego y añade las hojas de hierbabuena.

Tapa la olla y deja reposar durante cinco a diez minutos.

Cuela la preparación.

Opcional: puedes añadir miel, limón, o edulcorantes naturales para saborizar.

Bebe frío o caliente.

Los expertos recomiendan no beber más de tres tazas por día. Un consumo regular de esta infusión puede proporcionar distintos beneficios para la salud:

Aumenta las defensas
El principal componente activo de la hierbabuena es el mentol, que posee propiedades antioxidantes y antibacterianas, según muestran distintos estudios. Esta hierba también posee vitaminas A y B, y minerales, como calcio, fósforo, magnesio y potasio.

Hierbas para aliviar las molestias digestivas

Por este motivo, beber su infusión es una buena forma de inhibir el crecimiento o la infección por distintos patógenos, a la vez que se reduce el impacto de los radicales libres, moléculas inestables que afectan las estructuras celulares sanas, incrementando el riesgo de enfermedades.

Calma el estrés y los dolor de cabeza
La infusión de hierbabuena, al igual que las de otros tipos de menta, posee propiedades relajantes, por lo que puede ayudar a controlar distintos problemas, como el nerviosismo o el estrés.

Al inducir el descanso y reducir la tensión, esta hierba también es útil para aliviar los dolores de cabeza o migrañas.

Existe evidencia que señala que su riqueza en potasio y compuestos antioxidantes podría ser el motivo de estos beneficios, ya que reducen la tensión de los vasos sanguíneos, proporcionando efectos antiinflamatorios y analgésicos.

Mejora la digestión
Históricamente, el té de hierbabuena se ha utilizado para tratar trastornos digestivos, como estreñimiento, indigestión, e incluso síndrome de intestino irritable.

Existe evidencia que muestra que el consumo regular de té de hierbabuena puede brindar alivio contra dolor estomacales y menstruales, y actuar como carminativo, es decir, disminuir la producción y acumulación de gases en el tubo digestivo.

Además, por sus propiedades antioxidantes y antibacterianas, se estudiaron sus efectos para inhibir el crecimiento de bacterias dañinas, como la Helicobacter pylori, principal responsable del desarrollo de úlceras pépticas.

Esta calidad antibacteriana, principalmente debido a la presencia de mentol, puede ayudar a combatir el mal aliento, eliminando a los gérmenes que provocan halitosis.

También existen pruebas, provenientes de la medicina natural, sobre el uso de la hierbabuena para tratar o reducir el riesgo de vómitos o náuseas, principalmente por mareos como los que ocurren en viajes en barco.

¿Promueve el sueño?
Por sus efectos relajantes musculares, la infusión de hierbabuena suele ser una de las opciones favoritas para lograr un sueño de calidad. Otra cualidad positiva para este objetivo es que no tiene cafeína.

Hierbas para aliviar problemas respiratorios

Sin embargo, no existen estudios en humanos que hayan comprobado estas propiedades. La mayor parte de las asociaciones entre la hierbabuena o menta y un buen dormir, proviene de estudios que analizaron los efectos de sus aceites o extractos.

Otros beneficios
Existen otras bondades vinculas al consumo de hierbabuena, aunque provienen de la medicina tradicional o estudios en animales, por lo que los expertos señalan que se necesitan más investigaciones para poder comprobarlas:

Aumentar la concentración.

Ayuda a perder o controlar el peso.

Combatir alergias estacionales.

Incrementar la energía.

Reducir los niveles de colesterol en sangre.

Reducir los niveles de glucosa en sangre.

Precauciones
Aunque la infusión de hierbabuena posee muchos beneficios para la salud y se considera segura para la mayoría de las personas, se han registrado diferentes efectos secundarios asociados a su consumo.

Generalmente, se deben a cuando se toma en exceso, destacándose los problemas gastrointestinales, como dolor estomacal, diarrea o gastritis. Procura no exceder la ingesta de tres tazas diarias.

Para recordar:
Hasta contar con evidencia científica significativa proveniente de ensayos en humanos, las personas interesadas en utilizar terapias a base de hierbas y suplementos deben tener mucho cuidado.

No abandones ni modifiques tus medicamentos o tratamientos, antes habla con el doctor sobre los potenciales efectos de las terapias alternativas o complementarias.

Recuerda, las propiedades medicinales de las hierbas y suplementos también pueden interactuar con los fármacos recetados, con otras hierbas y suplementos, e incluso alterar tu dieta.

Fuentes consultadas: Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Departamento de Agricultura de EE. UU., Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

Compartir