Seguinos

Salud

Cómo impacta el cilantro sobre la salud cardiovascular

Cómo impacta el cilantro sobre la salud cardiovascular
El cilantro es un condimento que probablemente conozcas por los tacos, caldos o guacamoles.

Sin embargo, la evidencia científica resalta que esta hierba es mucho más que una opción para realzar el sabor de tus platillos favoritos. Existen investigaciones que vinculan su consumo con distintos beneficios, especialmente sobre la salud cardiovascular.

El cilantro (Coriandrum sativum) es una hierba, cuando se consumen las hojas, o especia, cuando se consumen las semillas, muy utilizada en diversas gastronomías del mundo, como la hindú, china, japonesa o mexicana.

Las semillas del cilantro ofrecen intensidad, picor, y se utilizan para sazonar carnes, pastas, curry, ensaladas, pescados, mariscos y embutidos, acentuando notablemente su sabor.

Esta hierba aromática también se conoce bajo otros nombres: culantro, coriandro, anisillo, cilántrico, culántrico, perejil chino o japonés.

Contiene calcio, fósforo, hierro, vitaminas A y C, y es bajo en calorías. Además, es rico en aceites esenciales que contienen compuestos beneficiosos, como decanal, dodecanal, decano, huleno, cerofileno, linanol y taninos.

¿Cómo impactan sobre la salud cardiovascular?
Su composición saludable, así como la gran incidencia que tiene en distintas dietas a lo largo del mundo, convirtieron al cilantro en el foco de distintas investigaciones.

¿Cuál es más importante, la presión alta o la baja?

Muchas de ellas, giran en torno a los efectos beneficiosos que esta hierba tiene sobre la salud cardiovascular. Existen trabajos (mayoritariamente en laboratorio o animales) que hallaron que un consumo regular de cilantro ayuda a disminuir la presión arterial.

Los expertos señalan que esto se debe a que el cilantro puede actuar como diurético, disminuyendo el exceso de sodio y agua del organismo, reduciendo así la tensión de las arterias.

Este beneficio también puede deberse a que las personas que generalmente utilizan cilantro para condimentar sus platillos reducen o evitan el uso de sal para realzar sabores, un factor de riesgo de la hipertensión.

Compartir