Seguinos

Salud
18/01/2023

Cómo mejorar la resistencia física

Cómo mejorar la resistencia física
Cuando se habla de resistencia física inmediatamente se piensa en la posibilidad de hacer un ejercicio sin cansarse.

Esto se debe a que la resistencia es la capacidad física y mental que se requiere para realizar una actividad durante el mayor tiempo posible. Conoce aquí por qué es importante desarrollarla y qué puedes hacer para mejorarla.

La resistencia se puede diferenciar en cardiovascular y muscular. La primera es la capacidad del corazón y los pulmones para abastecer de oxígeno al cuerpo mientras se realiza ejercicio.

En cambio, la resistencia muscular hace referencia a la capacidad de los músculos para trabajar continuamente sin cansarse durante largos, o breves pero intensos, períodos de tiempo.

Trabajar la resistencia es muy beneficioso para la salud, ya que ayuda a:

Aumentar la movilidad.

Definir los músculos.

Fortalecer los tejidos conectivos, tendones y ligamentos.

Incrementar la fuerza.

Mejorar la densidad ósea.

Obtener una mejor postura.

Quemar grasa.

Reducir el riesgo de sufrir lesiones.

Cómo mejorar la resistencia
Existe una gran variedad de actividades que puedes realizar para mejorar tu resistencia. Sin duda, la más utilizada es una práctica desarrollada específicamente para ese objetivo: el Metabolic Resistance Training (MRT), es decir, entrenamientos de resistencia metabólica.

Un programa típico de MRT incluye 3 series de 10 ejercicios intensos. Cada uno se realiza durante 45 segundos, con intervalos de 15 segundos de descanso.

Los mejores ejercicios para mantenerse en forma

Los ejercicios pueden ser sentadillas con pesas, estocadas, flexiones de brazos, peso muerto, extensiones de espalda, saltar vallas o subir y bajar escalones o cajones.

Todo se hace rápido y sin descanso, pero cuidando la técnica para evitar lesiones, y, preferentemente, bajo la supervisión de un entrenador.

Los expertos recomiendan una frecuencia inicial de una o dos veces por semana. A medida que se desarrolle una mejor técnica y estado físico se pueden añadir más días de entrenamiento, siempre con la precaución de alternar un día de descanso para evitar el riesgo de sobreentrenamiento, lesiones o fatiga muscular.

Compartir