Seguinos

Salud
18/10/2022

Conocé sobre la Dysania: el trastorno que surge cuando suena el despertador y cuesta arrancar

Conocé sobre la Dysania: el trastorno que surge cuando suena el despertador y cuesta arrancar
Suele ir acompañada de irritabilidad o “mal humor”, provocados por la imposibilidad de despertar.

Todas las mañanas la misma historia: suena el despertador que estaba programado 10 minutos antes de la hora tope. Nos damos media vuelta. Abrimos un ojo y concedemos 10 minutos más. Damos otra vuelta y van otros 10 más. Si el momento se repitiese todos los días, podría tratarse de dysania, un cuadro que no es lo mismo que ser un dormilón o perezoso.

La dysania consiste en un trastorno del sueño que puede ser producido por insomnio (inicial o terminal) o por una alteración del patrón del sueño, y que conduce a un estado de confusión tras despertarnos.

A las personas con dysania, el cuerpo les pide seguir durmiendo a pesar de que son conscientes de que llegó el momento de levantarse. Además, la dysania suele ir acompañada de irritabilidad o “mal humor”, provocados por la imposibilidad de despertar.

“Dysania es un término poco conocido que se utiliza para referirse a aquellas personas que son incapaces de levantarse por las mañanas”, explica el doctor Mark Salter, del Colegio de Psiquiatras del Reino Unido. “Es un comportamiento que puede verse en personas que padecen un trastorno depresivo mayor”.

Es importante mantenerse alerta, porque la depresión puede afectar al cuerpo de distintas formas: los trastornos del sueño y el despertar temprano en la mañana son síntomas corporales de esta situación.

Las personas que sufren casos extremos pueden quedarse en la cama durante días y experimentan ansiedad ante la idea de tener que levantarse. También pueden sentir una necesidad urgente de volver a la cama una vez fuera de casa.

Según los expertos, la dysania es un síntoma de que algo -físico, emocional o psicológico- no funciona correctamente. Por lo tanto, es poco probable ser diagnosticado solo con esta condición.

¿Cuáles son las causas de la dysania?
* Trastornos emocionales o preocupaciones.

* Malos hábitos de horarios y sueño.

* Mucha presión en el trabajo que no permite descansar bien.

* Muchas veces no se relaciona con nada fisiológico, sino con comportamientos aprendidos.

* Problemas sociales.

* Una vida demasiado activa.

¿Qué podemos hacer para terminar con la dysania?
“Es una cuestión de hábitos, de comportamientos aprendidos y de educación, más que una cuestión genética. Esto no es algo fisiológico, ya que las actividades diarias determinarán tu tiempo de descanso y tu tiempo activo“, señala el doctor Reyes Haro Valencia, director del Instituto Mexicano de Medicina Integral de Sueño.

El tratamiento para la dysania incluye generar hábitos de higiene del sueño, como respetar horarios de descanso y llevar una dieta saludable.

Estrategias para mejorar el descanso
Adquirir una rutina. Se recomienda acostarse y levantarse a la misma hora.

Levantarse si no se concilia el sueño. Ir a otra parte del hogar y realizar alguna actividad no muy estimulante ni de gratificación (evitar comer o ver televisión). Esto puede repetirse todas las veces que sea necesario. Los resultados no serán inmediatos, pero al cabo de una semana pueden evidenciarse.

Evitar dormir siesta. Si resulta muy necesaria, tomarla antes de las 15.00 y por no más de 30 minutos.

Acondicionar la habitación. De manera que no haya estímulos que puedan alterar el sueño, el ambiente debería estar oscuro, silencioso y a temperatura agradable.

No forzar el sueño. El dormir no debe ser un esfuerzo. Se trata de “no hacer”, de dejar la actividad, de dejar de pensar. Cuánto más intente dormir, mayor dificultad tendrá.

Compartir