Política

Cristina Kirchner, dura contra Macri: "No podemos dejar que sigan mintiendo"

Cristina Kirchner, dura contra Macri: “No podemos dejar que sigan mintiendo”
La vicepresidenta Cristina Kirchner acompañó a Alberto Fernández en el cierre del acto de campaña en Tecnópolis.

El presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner encabezaron ayer en Tecnópolis el cierre de la campaña electoral nacional del Frente de Todos (FdT), en el marco de las próximas elecciones legislativas primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del domingo.

El acto, pautado para las 14, comenzó casi una hora tarde en el predio ubicado en la localidad bonaerense de Villa Martelli. El evento político es transmitido a través de las redes sociales del Frente de Todos bajo la consigna “la vida que queremos”.

Tras el ingreso de los gobernadores afines al kirchnerismo al escenario, Alberto Fernández y Cristina Kirchner fueron recibidos entre aplausos, mientras sonaba Gustavo Cerati.

Sin introducciones ceremoniosas, Cristina Kirchner fue la primera en tomar el micrófono. Comenzó con una anécdota sobre la creación de Tecnópolis que, según dijo, se construyó “por decisión de [Mauricio] Macri”. “Esa no la tenían, ¿no?”, dijo, en tono jocoso.

Así, la vicepresidenta comenzó a detallar la trastienda de la construcción de Tecnópolis. “Cuando finalizaron los festejos del bicentenario, que fueron maravillosos, a [Oscar] Parrilli le decían Bob El Constructor”, precisó, y continuó: “Me propone hacer una exposición sobre Figueroa Alcorta durante dos semanas, y la idea me encantó”.

Cristina Kirchner contó que debía pedirle permiso al entonces jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

“No, va a haber problemas de tránsito”, habría sido la respuesta de Macri, según Cristina. Así, el proceso continuó con el hallazgo del predio en Villa Martelli, donde luego se alzó Tecnópolis, un lugar que la vicepresidenta consideró “el living de su casa”.

Luego de elogiar su gestión y la de su marido, Néstor Kirchner, Cristina señaló: “Cuando llegamos el 10 de diciembre de 2019 el país no era el mismo”. En ese sentido, destacó: “Atajamos penales de algo que en el mundo no sabían de que se trataba [pandemia]”.

Con la voz quebrada, Cristina Kirchner recordó la postales que se mostraban de Nueva York, durante el pico de contagios de coronavirus. “En Nueva York, cuando vi camiones de refrigeración porque no entraban en las morgues me impresionó porque conozco Nueva York y sé de su poder adquisitivo”, dijo, y agregó: “Quiero contarles que sentí mucho miedo no existían las vacunas”.

De esta manera, la vicepresidenta destacó la lucha del Gobierno nacional contra la pandemia y de un proceso de recuperación. “Son dos modelos, no tengo ninguna duda”, disparó, y destacó que al final de su mandato, “los salarios eran los más altos en dólares de Latinoamérica”. “Y la devolvieron con uno de los salarios más bajos de América latina, en dólares”, advirtió Cristina.

Con la recuperación del poder con Alberto Fernández como Presidente, la vicemandatario sostuvo: “Se está construyendo un país diferente no sólo para nosotros, sino para todos y todas” .”Gobernamos así, gobernamos para todos. Nunca le preguntamos a nadie su ideología para reconocerle un derecho”, agregó.

Visiblemente ofuscada, Cristina Kirchner disparó duras críticas a la oposición y a los medios. “No podemos dejar que sigan mintiendo”, cargó la expresidenta de la Nación, y subrayó: “Me subleva la mentira”.

“El debate está achatado por la oposición”, remarcó, y consideró que la dirigencia opositora “no puede ir a los canales a debatir nada”.

“Los argentinos necesitan mucha responsabilidad institucional, y no solamente es de los que gobiernan: de la oposición, de los medios, de los empresarios, de los sindicatos, de quienes tienen que dar cuenta de sus actos”, dijo Cristina Kirchner, y cerró: “Nadie se salva solo, esa es la discusión que estamos dispuestos a dar de cara a todas nuestras ideas”.

Compartir