Seguinos

Cuáles son las mejores horas del día para comer

Al organizar la dieta se busca equilibrar el consumo de los distintos nutrientes esenciales: carbohidratos, fibra, grasas saludables y proteínas.

Sin embargo, un aspecto que se suele pasar por alto, y es igual o más importante, es el momento del día en el que consumiremos los alimentos. Aquí veremos cuáles son las mejores horas del día para comer.

El metabolismo es un conjunto de procesos físicos y químicos que se da en las células, con el objetivo de transformar los nutrientes que obtenemos de los alimentos en energía.

Esto sirve para que el cuerpo pueda cumplir funciones vitales, como hacer la digestión, favorecer la circulación, mantener la temperatura corporal, respirar y eliminar desechos.

Para aprovechar al máximo estos nutrientes, los expertos señalan que es necesario realizar las distintas comidas diarias en momentos específicos del día:

Cuándo desayunar
Como su nombre lo indica, el desayuno es la comida que rompe con el ayuno que ocurre mientras dormimos, por lo que es el primer comida del día y también la más importante.

Esto se debe a que determinará el rendimiento físico y mental durante el resto del día. Las personas que no desayunan o lo hacen mal, suelen padecer las consecuencias de la falta de glucosa, como mal humor, problemas para concentrarse o decaimiento general.

Un desayuno correcto debe aportar entre 20 y 25% de las calorías totales consumidas en el día, preferentemente provenientes de cereales, tostadas, lácteos, frutas o sus jugos, o huevos.

Qué debe incluir un desayuno saludable, y qué no

Al igual que sucede con el resto de las comidas diarias, el momento de desayunar dependerá de la rutina, costumbre y cultura de las personas. Los expertos señalan que lo ideal hacerlo dentro de la primer tras despertar, de ser posible entre las 6 y 10 a.m.

Cuándo almorzar
El almuerzo es la comida que se toma después del desayuno, y la cantidad y composición de este depende en gran medida de las tradiciones, costumbres e incluso climas de la población.

Compartir