Seguinos

Salud
23/04/2022

Cuáles son los síntomas del trastorno bipolar

Cuáles son los síntomas del trastorno bipolar
Todos podemos sufrir altibajos emocionales.

Sin embargo, cuando esa inestabilidad ocurre de un extremo a otro, acarrea problemas para dormir, pensar y concentrarse, impide que se puedan llevar adelante las tareas diarias e incluso aumenta el riesgo de suicidio, puede tratarse de un trastorno bipolar. Conoce aquí qué es este trastorno, y cuáles son sus causas, síntomas y tratamientos.

¿Qué es el trastorno bipolar?
El trastorno bipolar, antiguamente conocido como trastorno maniacodepresivo o depresión maníaca, es un trastorno mental que puede ser crónico o episódico. Esto significa que puede ocurrir ocasionalmente o en intervalos irregulares.

Se caracteriza por ocasionar cambios inusuales, a menudo extremos, y fluctuantes en el estado de ánimo, concentración, capacidad física y en los niveles de energía.

¿Cuál es la causa del trastorno bipolar?
Actualmente, se desconoce cuál es la o las causas exactas del trastorno bipolar, sin embargo, se cree que pueden estar implicados diferentes factores:

Biológicos: ciertos cambios físicos en el cerebro se vinculan al trastorno bipolar.

Genéticos: el trastorno bipolar es más frecuente en personas que tienen un familiar de primer grado (hermanos, padres) con esta enfermedad.

Otros: los períodos de mucho estrés o el abuso de alcohol o drogas también pueden estar asociado al trastorno bipolar.

Cuáles son los síntomas
Los síntomas del trastorno bipolar son varios y dependen del tipo de episodio que ocurra:

Episodios depresivos
Baja autoestima.

Dificultades para dormir.

Dificultades para tomar decisiones o concentrarse.

Fatiga o falta de energía.

Pérdida del interés o de la capacidad para sentir placer en todas o muchas actividades.

Problemas para recordar

Sentimiento de tristeza.

Trastornos alimenticios (que provocan pérdida o aumento de peso).

Tendencia al aislamiento y pensamientos recurrentes sobre la muerte o el suicidio.

Episodios maníacos o hipomaníacos
Aunque son diferentes tipos de episodios tienen los mismos síntomas, solo que la manía es más grave que la hipomanía y causa problemas más notorios en ámbitos públicos, como trabajo, escuela u otras actividades sociales:

Compartir