Seguinos

09/01/2021

Cuidado con las grasas ocultas en los alimentos

Muchos alimentos procesados contienen grasas que no se perciben a simple vista. Debes estar alerta al contenido de grasa saturada, colesterol y grasas trans. Un exceso de estas grasas perjudican la salud. Además de contribuir al sobrepeso.

El exceso de grasas saturadas, colesterol y grasas trans está asociado a enfermedades cardiovasculares.

¿Cómo afecta el exceso de las grasas saturadas, el colesterol y las grasas a la salud?
El exceso de estas grasas elevan los niveles de colesterol “malo”. Lo que constituye un riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, especialmente por la formación de placas de ateromas que llevan a la aterosclerosis y aumentan la posibilidad de un infarto al corazón.

Encuentra los alimentos bajos en grasa
Afortunadamente también hay muchas alternativas de alimentos bajos en este tipo de grasas. Elígelos para la preparación de tus platillos diarios y úsalos en tus recetas. He aquí algunas recomendaciones:

Sustituye la leche entera por leche baja en grasa (1% de grasa).

Crema: encuentra un sustituto bajo en grasa dependiendo de la receta puedes usar: crema baja en grasa, queso cottage, yogurt natural o leche evaporada.

Queso crema: cámbialo por yogur bajo en grasa natural o por jocoque (producto árabe).

Usa margarina con “cero grasas trans”.

Si usas mantequilla, disminuye la cantidad o emplea aceite vegetal insaturado.

Sustituye el huevo entero por dos claras.

Usa quesos bajos en grasa, por ejemplo, queso fresco, parmesano o mozarella bajo en grasa.

Elige aderezos bajos en grasa, usa vinagre con limón. O aceites insaturados en forma moderada como el aceite de oliva.

Elige nieves en lugar de helados cremosos.

En todos los productos selecciona los que sean bajos en este tipo de grasas.

Selecciona los cortes de carne magros (bajos en grasa).

Elimina la piel del pollo y prefiere la pechuga de pollo por tener menos grasa que los muslos y piernas.

Compartir

Noticias relacionadas