Seguinos

Tucumán - Policiales
27/03/2021

Delitos inmobiliarios: elevan a juicio una causa contra el constructor Grandi

El empresario está preso acusado de haber cometido delitos fiduciarios reiterados y por un estrago culposo en una obra que se derrumbó.

El Ministerio Fiscal requirió la elevación a juicio de la causa que involucra al constructor Miguel Grandi por delitos fiduciarios reiterados. 

La Fiscalía Conclusional III (Secretaría de Delitos Complejos), a cargo de Marta Mariana Rivadeneira, al estimar cumplida la investigación penal, solicitó el requerimiento de elevación a juicio de la causa llevada adelante en contra de Miguel Antonio de la Cruz Grandi y de María Inés Jiménez Alegre y contra la Empresa César Grandi Construcciones SRL, como coautores responsables por los delitos de defraudación fiduciaria reiterada.

En sus fundamentos, la fiscal consideró que: “En concreto, la conducta de los imputados se adecua al tipo aludido, dado que infringieron las obligaciones asumidas, al omitir actuar diligentemente respecto de la dirección técnica de los proyectos de edificación objeto de los fideicomisos, cuyas irregularidades fueron comunicadas por la Municipalidad y organismos de control. Esto derivó en las clausuras de obras, no obstante ello, continuaron percibiendo los pagos parciales de los beneficiarios, causándoles de esa manera un perjuicio patrimonial. Al incumplir con las normas y requisitos elementales para la construcción de proyectos, se perjudicó a los beneficiarios, habida cuenta que, en las condiciones actuales, el proyecto no podría nunca obtener una aprobación final”.

Entre las operaciones inmobiliarias que analizó la fiscalía para concretar la elevación a juicio, se destaca aquella que tuvo su origen el 10 de junio de 2010, cuando Miguel de la Cruz Grandi -en representación de la firma César Grandi Empresa Constructora-, junto a María Inés Jiménez Alegre y una persona estafada celebraron un contrato de fideicomiso inmobiliario por el cual, este señor, en carácter de fiduciante propietario, le hizo entrega a Grandi, como representante de la empresa constructora, de un inmueble de calle Amadeo Jacques al 100, transfiriendo el dominio fiduciario del inmueble a Jiménez Alegre. Según lo convenido, la empresa César Grandi Constructora debía aportar todo lo necesario para la construcción de un edificio en dicho inmueble en un plazo de 36 meses, del cual debía transmitir el dominio pleno de siete unidades funcionales al fiduciario o a los adquirentes de unidades por boletos de compraventa, situación que nunca se cumplió.

Otro de los hechos se originó el 22 de septiembre de 2010, circunstancia en la que, Grandi constituyó junto a Jiménez Alegre y la firma César Grandi Empresa Constructora SRL, el Fideicomiso Barrio Cerrado Las Dos Rotondas de la Ciudad de Yerba Buena. En esa operación Grandi revestía el carácter de fiduciante propietario, fideicomisario y beneficiario del mismo. El objeto era desarrollar un proyecto inmobiliario consistente en la preventa, construcción de un barrio cerrado con loteo y sometimiento al régimen de propiedad horizontal, y venta de los lotes o unidades resultantes, en el inmueble ubicado en calle Las Higueritas y Avenida Presidente Perón de la ciudad de Yerba Buena. Tal proyecto debía ser realizado por la empresa César Grandi Empresa Constructora SRL, pero el barrio tampoco se construyó.

Compartir