Seguinos

Economía

Demócratas proponen un reto a los republicanos sobre el límite de la deuda en EEUU

Demócratas proponen un reto a los republicanos sobre el límite de la deuda en EEUU
Los líderes demócratas del Congreso de Estados Unidos dijeron el lunes que intentarían seguir financiando el Gobierno y elevar su capacidad de endeudamiento con un solo proyecto de ley en los próximos días

Los líderes demócratas del Congreso de Estados Unidos dijeron el lunes que intentarían seguir financiando el Gobierno y elevar su capacidad de endeudamiento con un solo proyecto de ley en los próximos días, lo que prepara un enfrentamiento con los republicanos que han prometido no aprobar más deuda.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, dijeron que el proyecto de ley, que debe ser aprobado antes del 1 de octubre para evitar el tercer cierre parcial del gobierno de la última década, también suspendería el límite de endeudamiento hasta después de las elecciones de 2022.

Como los republicanos del Senado han prometido oponerse a cualquier aumento de la capacidad de endeudamiento federal, los dos partidos están entrando en un juego peligroso que podría causar interrupciones generalizadas en el Gobierno o, como mínimo, agitar los mercados financieros hasta que se llegue a un acuerdo.

El demócrata Patrick Leahy, que preside la Comisión de Asignaciones del Senado, encargada de supervisar el gasto público, dijo a periodistas que, con los 60 votos que se necesitan en esa cámara para aprobar la legislación y con los republicanos en la oposición, es probable que no se alcancen los sufragios.

“No estoy seguro de lo que va a pasar”, sostuvo Leahy.

Hasta ahora, los demócratas han rechazado la sugerencia del líder republicano del Senado, Mitch McConnell, de vincular el límite de la deuda a un proyecto de ley de reconciliación presupuestaria de 3,5 billones de dólares que los demócratas esperan aprobar sin ningún apoyo republicano bajo un procedimiento especial.

Los demócratas insisten en que el aumento del límite de la deuda debe seguir siendo un esfuerzo bipartidista.

Compartir