Sociedad

Dolor en el periodismo por la muerte de Julio Grandjean

Dolor en el periodismo por la muerte de Julio Grandjean
Tenía 54 años y se desempeñaba como director de comunicación del Ministerio de Desarrollo Social. Fue formador de periodistas deportivos en Red Milenuim.

Triste noticia y quizás, la que nadie quiere contar. A los 54 años falleció el periodista Julio Grandjean luego de batallar durante semanas contra el Covid-19. Dueño de una calidez humana singular, se desempeñaba como director de comunicación institucional del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia y como profesor en Red Milenium.

Nacido en Buenos Aires y fanático de San Lorenzo, se radicó en Tucumán hace más de 20 años y, como Julio Grandi, comenzó una carrera como relator de radio de los partidos de Atlético y San Martín. También trabajó en El Tribuno Tucumán y en diferentes emisoras de la capital y Yerba Buena.

Desde hacía poco más de tres años conducía el departamento de comunicación de Desarrollo Social, desde donde por la mañana de ayer confirmaron su fallecimiento y lo despidieron con una emotiva carta. «Fue un trabajador excelente, incansable y comprometido y un esposo, padre y abuelo de maravillas. Un hombre muy sabio, dispuesto siempre a compartir sus conocimientos. Un tipo noble, con una sonrisa gigante y un corazón de oro. Julito era de esas personas querida por todos, y todo aquel que lo conoció puede dar fe de eso. Nos deja un vacío que va a ser muy difícil de llenar. Una herida tan grande que va a tardar en curarse«, dice parte del texto que escribieron sus compañeros.

“La pérdida es incalculable, pero desde acá seguiremos honrando su trabajo, como él lo honró y defendió siempre, para que su nombre brille en la estrella más alta”, expresaron sus compañeros del área de comunicación del ministerio.

También el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, expresó unas sentidas palabras: “Una persona muy buena y muy querida por todos. Un trabajador siempre dispuesto a ayudar a un compañero, a enseñar. Nos dejás un vacío enorme, hoy llenos de dolor”. Y concluyó: “Julio, danos tiempo y lo llenaremos de recuerdos de bondad y ternura”.

Desde la Asociación de Prensa de Tucumán lamentaron la pérdida de Grandi que “siempre se caracterizo como un compañero muy amable, sin prejuicios y de verdad solidario. Lamentamos su perdida y envíanos condolencias a sus familiares. Julito fue un amigo y compañero que se encargó de nuestra revista Bajando Teclas por un buen tiempo. El se encargaba de reflejar las actividades de la organización y también de lo que hicimos nosotros como periodistas y trabajadores dentro y fuera de lo profesional”, señalaron.

Compartir