Policiales

El colegio Tulio y el Ministerio trabajan con la Justicia en la denuncia por un supuesto abuso

El colegio Tulio y el Ministerio trabajan con la Justicia en la denuncia por un supuesto abuso
La institución salesiana y la cartera de educación hablaron respecto a la investigación que sacudió a la comunidad educativa de Tucumán.

Una denuncia por un presunto abuso sexual en el jardín de infantes del Colegio Tulio García Fernández llegó a la Justicia y está siendo investigada para poder esclarecer lo sucedido. Tanto desde la institución como desde el Ministerio de Educación trabajan para colaborar en la investigación

“Estamos trabajando con la institución junto a trabajadores sociales y psicólogos, pese a que el colegio cuenta con su propio gabinete. El colegio comunicó a la Dirección de Privados lo sucedido y desde ahí estamos articulando con la institución, porque el gabinete propio de la escuela está trabajando con la familia”, explicó Carlos Mendizábal, subsecretario de fortalecimiento escolar del Ministerio de Educación.

Mendizábal manifestó que el Colegio siguió los protocolos correspondientes: “este tipo de situaciones generalmente ocurren afuera del ámbito escolar y son detectado en los establecimientos educativos, que son lugares seguros. Las maestras tienen un protocolo para actuar en estas situaciones”.

Por su parte, Dolores Suárez, mediadora entre el colegio, la justicia y la prensa, puntualizó que lo más importante es brindar la colaboración necesaria a la Justicia en la investigación y a los padres y al niño en el acompañamiento desde la institución.

Suárez, quien es una mediadora externa, explicó que desde el próximo martes empezarán a reunirse con padres del Colegio Tulio para explicar la situación y brindar tranquilidad a las familias. “Estamos trabajando a requerimiento de la Justicia para lo que disponga, porque tiene todos los medios y la envestidura para realizar la investigación”, declaró.

El Colegio Tulio tomó conocimiento del hecho el pasado 9 de agosto y desde la institución aseguran que se pusieron a disposición del Poder Judicial desde el primer momento. El niño se encuentra sin asistir a clases y desde el colegio apartaron de las funciones a una persona desde el momento que inició la causa, bajo el método preventivo que aplican desde la comunidad salesiana.

La mediadora precisó que el jardín dispuso aumentar la cantidad de maestras por aulas para acompañar a los chicos.

La Justicia dispondrá la detención del sospechoso, que podría derivar de un reconocimiento y que, además, permitiría cotejar el material genético con el cual contarían los investigadores. Esto se convertiría en una prueba clave para esclarecer el caso que sacudió a la comunidad de uno de los más antiguos y tradicionales colegios religiosos de Tucumán.

Compartir