Seguinos

El Presidente planteó la necesidad de un "diseño de políticas públicas a medida del ser humano"

Alberto Fernández participó de la presentación de la Unidad Ciencias del Comportamiento y Políticas Públicas del CES y subrayó que a través de esta herramienta la idea es "que las personas tomen mejores decisiones para sí mismas y para el país".

El presidente Alberto Fernández reivindicó la idea del “diseño de políticas públicas a medida del ser humano” y subrayó que “el diálogo como punto de encuentro es posible en este querido país”, al participar de la presentación de la Unidad ‘Ciencias del Comportamiento y Políticas Públicas’ del Consejo Económico y Social (CES).

A través de un mensaje grabado para la reunión encabezada por el secretario de Asuntos Estratégicos y presidente del CES, Gustavo Beliz, Fernández dijo que la idea es “que las personas tomen mejores decisiones para sí mismas y para el país” y sostuvo que la Unidad Ciencias del Comportamiento comprenderá “una autentica política de Estado”.

Esta Unidad “es una convocatoria de estudios, con 150 académicos de la Argentina y exterior, como politólogos, neurólogos, psicólogos, abogados, neurocientíficos, matemáticos y expertos en Big Data”, señaló el mandatario.

Y remarcó que “este es un primer paso rumbo a la consolidación de una agencia de evaluación de políticas publicas, y a que se consolide una institucionalidad moderna, ágil y al servicio de la Argentina”.

“El diálogo como actitud edificante que sintetice la voluntad de sectores diversos es nuestro compromiso”, consideró Fernández.

Ejemplificó que el Derecho Penal se inició con las “teorías clásicas concebidas en las lógicas mecanicistas y que que tuvieron un mérito, que fue fijar limites del derecho penal para garantizar hasta donde el Estado podía avanzar en el reclamo social y también para empezar a darle proporcionalidad al castigo en función de lo que cada uno hacía”.

Añadió que “los estudios de ciencias económicas postulaban dos variables para cometer un delito: el monto de pena y ser capturado por la policía”. Y reconoció que “estas herramientas no fueron eficaces, porque sentencias muy largas o actuaciones policiales, por sí solas, no disminuyeron el delito”.

Entonces, “la ciencia de la conducta ha venido a completar esta visión tan parcializada de la naturaleza humana. para sistematizar como es que las personas actúan en realidad, por fuera y de esos modelos extremadamente racionalistas”, completó el mandatario.

En otro ejemplo, nombró “el proyecto de ley de etiquetado visible y comprensible sobre alimentos altos en sodio, calorías, grasas, azúcar”, en detrimento de “una mirada racionalista que diría que alcanza solo con detallar minuciosamente en el paquete la composición del alimento que se vende”, porque “la ciencia del comportamiento y la práctica demostraron en todo el mundo que con esa letra chica no alcanza”.

Esa política “debe extenderse a todos los campos gubernamentales”, consideró Fernández, y apuntó que el Ministerio de Educación “lleva adelante el Plan Egresar para quienes no terminaron secundario, y que deben tres materias o menos, vuelvan al colegio”.

“Se emplearon herramientas, como apoyo económico, flexibilización horaria y condiciones de estudio, pero la ciencia del comportamiento puede ayudar en como comunicarle que el secundario sirve para el día de mañana a conseguir trabajo, o que se podrá incentivar su regreso por alguien que sí terminó el colegio”, señaló, y agregó que “todas estas condiciones las analizan los estudios de campo las ciencias del comportamiento”.

En esa línea graficó la idea de “incentivar a los consumidores, y en especial a las mujeres, a recuperar el IVA, de los que tienen Asignación Universal por Hijo (AUH) o la jubilación mínima, y que implica la compra de pañales y medicamentos”.

Expresó que “si bien hay 400 mil beneficiarios de la AUH que lo aprovechan, hay que llegar a todos” los receptores, algo que está estudiando el Ministerio de Economía para “implementar habito de comprar con tarjeta”.

La presentación se realizó en el Salón de los Científicos de la Casa Rosada, junto a la primera convocatoria para elevar proyectos e iniciativas innovadoras para aplicaciones concretas de ciencias del comportamiento a las políticas públicas, en el marco del evento ‘El desafío de las Ciencias del Comportamiento: Políticas Públicas para la Argentina querida’.

Con apertura a cargo de Beliz, la jornada estuvo dirigida especialmente a funcionarios del sector público y otros hacedores de políticas públicas, además de especialistas e interesados en áreas diversas del conocimiento.

Allí se explicaron las funciones, objetivos y alcance del programa, se expondrán ejemplos llevados a cabo en la Argentina y se brindarán los lineamientos de la convocatoria para financiar proyectos que podrán desarrollarse en municipios, provincias o a nivel nacional, indicó el CES en un comunicado.

Asimismo, se describieron los logros alcanzados a partir de experiencias internacionales, mientras se contará con la colaboración de la Cooperación Técnica BiD-Fundación Ineco para el desarrollo de las Ciencias del Comportamiento.

La reunión fue a la vez una ocasión para reflexionar sobre el valor de las ciencias del comportamiento para la planificación y toma de decisiones en políticas públicas, se informó.

En ese contexto, se ofrecieron detalles de las mejoras que pueden producirse en el diseño de políticas a partir de una mejor comprensión sobre las conductas, motivaciones y respuestas de las personas ante determinados incentivos o información.

Participaron la Red de Expertos en Ciencias del Comportamiento y reconocidos profesionales nacionales e internacionales, entre los que se destacan Cass Sunstein (Harvard School of Law), David Halpern (director de Behavioral Insights Team), y Florencia López Boo (Banco Interamericano de Desarrollo).

Compartir