El psicoanálisis: ¿una terapia para nuestros días?

El psicoanálisis: ¿una terapia para nuestros días?

 

Una pregunta muy frecuente que nos llega a los analistas es: “¿el psicoanálisis sirve para nuestros días?
Hace más de un siglo Sigmund Freud creo el psicoanálisis. El escenario de surgimiento era muy distinto a la actualidad, realidad que autoriza a formularnos la pregunta por la vigencia de esta terapia.

Muchos de los síntomas que llegaban al diván de Freud eran grandes parálisis histéricas, síntomas que ya casi no observamos los analistas presentes. A partir de estas patologías nace el mayor descubrimiento freudiano: la existencia del inconsciente. Es decir que hay causas desconocidas para muchos síntomas.

Esto anula la posibilidad de vincular a un efecto una causa de manera lineal o a priori. Para el psicoanálisis a diferencia de otras terapias, la ley “a todo efecto le antecede una causa” no es tan simple. Ya que existe más de una causa para un síntoma y estas son inconscientes. El síntoma (efecto) es una metáfora que necesita ser descifrada.
A partir de la pandemia aumentaron muchas consultas por depresión, tristeza o malestar interior que las personas no saben describir en sus sesiones. Acaso estos motivos de consulta, ¿no están hablando que hay un inconsciente que nos habita?

Este desconocido de nuestro psiquismo se nos manifiesta en los síntomas más típicos actuales.
En la modernidad líquida, siguiendo la tesis de Baumann (sociólogo y filósofo inglés), se prefiere callar los síntomas con distracciones pasajeras, psicofármacos, o simplemente haciendo oídos sordos a la angustia, antes que ponernos en el esfuerzo de atravesar y elaborar las aristas no resueltas de nuestras cabezas.

Por lo tanto, mientras el dolor psíquico exista el psicoanálisis tendrá plena vigencia.

 

Por: Psicologo Alberto Yapur

Compartir