Economía

Enviada de ONU pide evitar colapso económico de Afganistán

Enviada de ONU pide evitar colapso económico de Afganistán
La enviada de la ONU para Afganistán, Deborah Lyons, instó el jueves al mundo a mantener el flujo de dinero pese a denuncias de asesinatos de represalia por parte de los talibanes

En una reunión con el Consejo de Seguridad, Lyons dijo que “hay que encontrar un modus vivendi -y rápidamente- que permita que el dinero fluya a Afganistán para evitar un colapso total de la economía y el orden social”.

“También nos preocupa que pese a las numerosas declaraciones que otorgan amnistías generales al personal de la ANDSF y a quienes trabajaron como funcionarios públicos, hay alegaciones creíbles de asesinatos en represalia”, señaló, refiriéndose al colapso de las Fuerzas de Seguridad y Defensa Nacional afganas respaldadas por Occidente.

Lyons dijo que la falta de flujo de dinero, habría “una grave recesión económica que podría arrojar a muchos más millones de personas a la pobreza y el hambre, puede generar una oleada masiva de refugiados de Afganistán y, de hecho, hacer retroceder a Afganistán durante generaciones”.

Más temprano, la directora para Asia-Pacífico del Programa para el Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD), Kanni Wignaraja, aseguró que Afganistán corre el riesgo de sumirse aún más en la pobreza y pidió “una acción urgente” a la comunidad internacional.

En la actualidad, el 72% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza (con menos de un dólar al día) y esta tasa podría aumentar a 97% a mediados del próximo año, declaró en una rueda de prensa.

“Nos enfrentamos a un colapso total del desarrollo, además de las crisis humanitarias y económicas” que están afectando a Afganistán, dijo.

Para el PNUD, las razones de esta alarmante situación provienen de la pandemia de covid-19 y la transición política, en un contexto de congelación de las reservas de divisas, aumento de la presión sobre el sistema bancario y aumento de la pobreza.

Compartir