Seguinos

¿Es normal el dolor en las rodillas de mi hijo?

El dolor de rodillas puede deberse al crecimiento del niño y no sólo se presenta en las rodillas puede ser normal entre los 8-12 años.

Los dolores pueden aparecer en la parte frontal de los muslos, por delante y detrás de las rodillas, las pantorrillas, usualmente es bilateral y de predominio vespertino-nocturno (periodo de descanso) y no suele durar más de 30 minutos, el dolor es de forma intermitente.

¿Qué causa el dolor de rodillas en niños?

Existen diferentes causas del dolor de rodillas:

Actividad física

La actividad física propia de la edad puede ser una de las causas, ocurriendo una inflamación en la articulación provocando el dolor.

Mala postura o alteraciones estructurales

Otras de las causas es debido a una mala postura o alteraciones estructurales propios de la edad como pie plano, genu valgo (rodillas juntas), escoliosis, entre otras.

Crecimiento

La más probable de las causas es por crecimiento, ya que en la noche ocurre mayor secreción de hormona de crecimiento, afectando directamente la fisis o cartílago de crecimiento ocurriendo el “estiramiento”, otra causa no tan probable es emocional y aumento de percepción aumentada de dolor.

¿Tengo que llevar a mi hijo al doctor o terapia física por dolor de rodillas?

El pronóstico de esta entidad es por lo general benigno, tienden a desaparecer con la edad.

La terapia física es una de las mejores opciones, además de un tratamiento con antiinflamatorios en los periodos de crisis por dolor.

Los estiramientos mejoran sin duda la flexibilidad, circulación sanguínea a nivel local y muscular, esto permite el drenaje de los elementos mediadores finales de la inflamación y edema que son causantes del dolor.

En múltiples estudios se ha evidenciado la mejoría de los pacientes con estiramientos alrededor de la semana 6 de tratamiento.

Otra manera de reducir el dolor es mediante la colocación de compresas calientes a tolerancia a no más de 15 min. O con otros remedios caseros.

Sin embargo, no dudes en ponerte en contacto con el Pediatra, para un diagnóstico adecuado para descartar sea por una lesión y se siga un tratamiento adecuado.

En cuestión de actividad físico-deportiva se debe evitar mientras exista dolor y modificar las cargas cuando reduzca el dolor para evitar un evento agudo.

Compartir