Policiales

Hallan restos óseos quemados al buscar una tucumana desaparecida

Hallan restos óseos quemados al buscar una tucumana desaparecida
La División Homicidios encontró los restos a unos 30 kilómetros de la ciudad de Andalgalá.

Restos óseos calcinados fueron encontrados en el marco de los rastrillajes llevados a cabo por la búsqueda de Eugenia Olivera (37), la mujer oriunda de Tucumán que había sido vista por última vez a mediados de julio.

El hallazgo fue realizado ayer a la tarde por personal de la División Homicidios en una zona conocida como Agua Salada, a unos 30 kilómetros de la ciudad de Andalgalá, al margen de la ruta provincial 46.

La búsqueda se orientó hacia ese sector tras el testimonio de pobladores que habrían observado a un hombre recorriendo la zona. Por tal motivo, la fiscal de la causa, Soledad Rodríguez, dispuso que junto con Homicidios policías de las comisarías de Andalgalá y de Belén trabajen en el rastrillaje.

Luego del hallazgo de los restos se convocó a una médica del hospital andalgalense y a un arqueólogo quienes confirmaron que los restos eran humanos. La zona quedó preservada y se esperaba el arribo de peritos en Criminalística para efectuar los análisis y poder determinar a quiénes pertenecen.

La desaparición de Olivera salió a la luz el lunes por una publicación en Facebook realizada por una amiga que vive en Tucumán. En el posteo se solicitaba información de su paradero y de la publicación tomó conocimiento personal de la comisaría de Andalgalá, que informó de lo sucedido a la Fiscalía por lo que se inició una investigación de oficio ya que no existía registro de una denuncia por la desaparición.

Tras confirmar la identidad de la mujer buscada se ordenó el arresto de la expareja, un hombre identificado como Eliseo Guerrero (33) con el que tiene tres hijos en común, de 7, 5 y 3 años. De averiguaciones practicadas por los investigadores surgió que había registro de una denuncia realizada por Olivera contra Guerrero en febrero último por lesiones y amenazas, y se había tramitado en la Fiscalía de la Segunda Circunscripción Judicial.

Por su parte amigas de Olivera dieron cuenta de que ella les había mencionado que mantenía un vínculo conflictivo y violento pese a que ya se habían separado hace aproximadamente un año.

Contradicciones

A los investigadores les llamó la atención que Guerrero diera diferentes versiones sobre el paradero de Olivera. Eso surgió de los testimonios que realizaron a personas allegadas al círculo de Olivera. Desde que había sido hospitalizada por COVID-19 hasta que había viajado a Tucumán a visitar a su familia, fueron algunos de los comentarios que el hombre les hacía a quienes preguntaban de la mujer.

Perfil

Olivera era oriunda de la provincia de Tucumán pero tras conocer a Guerrero se mudaron a Andalgalá, en donde alquilaban una vivienda ubicada en avenida San Martín, en el barrio La Florida. La mujer trabajaba como secretaria en una clínica privada y estaba cursando la carrera de Enfermería en el IES de Andalgalá.

Protesta

Tras conocerse el hallazgo de los restos óseos en el marco de la búsqueda de Eugenia, un grupo de mujeres y vecinos de Andalgalá se agolparon frente a la comisaría andalgalense para pedir justicia.

El grupo estuvo encabezado por amigas y madres de compañeros de la escuela de los hijos, quienes se convocaron espontáneamente anoche frente al lugar en donde está arrestado Guerrero.

“Ella no usaba mucho su teléfono. Y sé que viajaba seguido a Belén porque había perdido su tarjeta de cobro”, manifestó una mujer en diálogo con El Ancasti.

“De un día para el otro no se la vio más, nos decían que estaba intubada en Capital. Después una amiga de Tucumán le dijo que había viajado…” agregó. La amiga de Olivera se refirió al vínculo violento que tenía la mujer con su ex.

“Cuando ellos se separaron él se hizo pasar por otra persona para seguirla. Y una vez se quiso ahorcar frente a los hijos”, concluyó.

Arresto

Al cierre de esta edición se confirmó que se había ordenado el arresto de una mujer en averiguación del hecho, la cual sería puesta a disposición de la Fiscalía.

Fuente: El Ancasti

Compartir