Deportes

Hamilton y Verstappen chocaron en Monza y el que festejó fue Ricciardo

Hamilton y Verstappen chocaron en Monza y el que festejó fue Ricciardo
El piloto australiano de MCLaren sacó provecho de la colisión entre el neerlandés y el británico para quedarse con el triunfo en el Gran Permio de Fórmula 1 de Italia.

El piloto australiano Daniel Ricciardo (McLaren) aprovechó esta mañana la colisión que envolvió a los máximos favoritos, para ganar el Gran Premio de Italia de Fórmula 1, corrido en el tradicional autódromo de Monza, por la 14ta. fecha del Mundial de Conductores.

El neerlandés Max Verstappen (Red Bull) y el británico, siete veces campeón del mundo, Lewis Hamilton (Mercedes) se entreveraron en un toque en la vuelta 26, que dejó a ambos pilotos fuera de competencia.

El piloto oriundo de Perth, de 32 años, recorrió las 53 vueltas al trazado italiano en 1h. 21m. 54s. 365/1000 para capturar la octava victoria de su trayectoria en la máxima categoría automovilística.

La segunda posición quedó en manos del británico Lando Norris (McLaren), compañero de equipo de Ricciardo. Mientras que el finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), quien largó en la última posición por haber penalizado por cambio de motor, se subió al podio en el tercer lugar, luego de que el mexicano Sergio Pérez (Red Bull) hubiera sido castigado con un recargo de 5 segundos.

Sin lugar a dudas, el golpe de escena de esta competencia pareja y atractiva, de la primera a la última vuelta, se dio con el toque que involucró al líder del torneo, Verstappen (226,5 puntos), y su escolta Hamilton (221,5), en el giro número 26

Cuando ambos pilotos intentaban ganar posiciones luego de sendas paradas en boxes para recambiar neumáticos (el neerlandés demoró más de 11 segundos en ese menester), en la curva número 1 del trazado se produjo el incidente.

El británico, siete veces campeón del mundo, llegaba con su Mercedes por el lado interno, luego de salir de boxes. El neerlandés, por la parte externa, pretendía doblar primero. Ninguno de los dos aflojó, el Red Bull se montó con la rueda superior derecha sobre el Mercedes del inglés y el accidente fue inevitable.

Ninguno de los dos pilotos sufrió consecuencias físicas por el percance, aunque sí ambos se vieron obligados a abandonar la carrera y dejar el camino libre para la victoria de algún McLaren.

En ese contexto, Ricciardo supo manejarse con autoridad, controló los embates que su compañero de equipo Norris pudo llegar a desplegar en algún momento de la competencia y se regaló una victoria, luego de tres años sin hacerlo. Su anterior triunfo había tenido lugar en el Gran Premio de Mónaco 2018.

Compartir