Seguinos

Salud
20/08/2022

La consumición de huevo a diario: un debate que enfrenta a los científicos

La consumición de huevo a diario: un debate que enfrenta a los científicos
Una investigación determinó que la ingesta de una porción a diario potencia el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y cáncer. Pero, también existen otros estudios que lo desmienten.

Hace unos años, los huevos eran considerados bombas de colesterol, pero con el paso del tiempo y el boom de las dietas proteicas o cetogénicas, fueron adquiriendo más respeto.

Pero ¿es bueno o es malo ingerir este alimento todos los días? Los expertos aún no se ponen de acuerdo. Un reciente estudio -que analizó a más de 500.000 personas y fue publicado en la revista PLOS Medicine- halló que comer un huevo por día (incluida la yema) aumenta un 7% el riesgo de morir por enfermedades cardiovasculares y cáncer.

No obstante, una investigación realizada en 2020 por la Universidad de Harvard -de la que participaron 215.000 personas- encontró que comer un huevo por día no estaba asociado con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.

“A pesar de muchos años de investigación, esta pregunta sobre el consumo de huevos y la salud no ha sido respondida científicamente, y hay múltiples estudios de observación en las últimas décadas que muestran resultados contradictorios: algunos sugieren que la ingesta moderada de huevos es buena, mientras que otros advierten que puede ser mala”, dijo en CNN Riyaz Patel, cardiólogo consultor de la University College London.

Para Walter Willett, profesor de Epidemiología y Nutrición en la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, los resultados de este reciente estudio son problemáticos porque solo le preguntaron a las personas una vez sobre su consumo de huevos, y luego los siguieron durante muchos años, pero sin verificar si su dieta había cambiado.

“Las conclusiones de este estudio son exageradas”, expresó en un comunicado Ada García, profesora principal de Nutrición para la Salud Pública en la Universidad de Glasgow, Escocia. Y añadió: “Culpar solo a los huevos por un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular es un enfoque simplista y reduccionista del concepto de dieta y prevención de enfermedades”.

Desde la industria avícola siempre han informado que comer huevos es beneficioso. Con solo 75 calorías, un huevo proporciona 7 gramos de proteína de alta calidad, 5 gramos de grasa y 1,6 gramos de grasa saturada, además de hierro, vitaminas, minerales y nutrientes, como luteína y zeaxantina, que combaten distintas enfermedades.

No obstante, muchos expertos han expresado que el colesterol de la yema es el verdadero problema de este alimento: una yema de huevo grande puede producir alrededor de 185 miligramos de colesterol, aunque no ha sido científicamente comprobado.

En defensa de este alimento, Willett señaló: “El pescado contiene colesterol, pero también proporciona ácidos grasos omega-3 esenciales fundamentales para una salud óptima. Y las grasas saturadas de la manteca, los lácteos enteros y los cortes grasos de carne tienen un impacto mucho más profundo en el aumento de los niveles de LDL (conocido como colesterol malo) en la sangre”.

“Alguien con colesterol malo elevado debería reducir el consumo de huevos”, aclaró Willett. Y agregó: “Los huevos no tienen que eliminarse por completo, pero creo que la antigua recomendación de no más de dos huevos por semana sigue siendo un buen consejo”.

Las personas con diabetes tipo 2 también deben tener disciplina con el consumo moderado de huevos. Los expertos de Harvard encontraron que una mayor ingesta de huevos por parte de personas con diabetes tipo 2 se asoció con un mayor riesgo cardiovascular, un vínculo que se ha advertido en estudios anteriores.

¿Son buenas las claras de huevo?
El nuevo estudio halló que reemplazar medio huevo entero con una cantidad equivalente de claras de huevo o sustitutos redujo en un 3% el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular.

“En mi opinión, la recomendación hecha por los autores de reemplazar los huevos enteros con claras de huevo no está respaldada por la totalidad de la evidencia disponible”, sostuvo Patel, de la University College London.

Para Willett, no hay evidencia científica sobre el impacto de las claras de huevo, por lo que sugirió que las personas reemplacen este alimento por nueces y fuentes de proteína de origen vegetal. “No creo que este estudio cambie el consejo general respecto a que los huevos se pueden comer con moderación como parte de una dieta balanceada, a menos que se les haya aconsejado que no lo hagan por una razón médica o dietética específica”, concluyó.

Beneficios de comer huevos
Los huevos son uno de los alimentos más nutritivos del planeta y una extraordinaria fuente de proteína. Un solo huevo aporta 6 gramos de proteína y 14 nutrientes esenciales, incluyendo vitaminas A, B, D y E, además de ser fuente de calcio, selenio y yodo. Según los expertos, los principales beneficios del huevo son:

* Tiene un alto valor vitamínico y mineral.

* Previene enfermedades de la vista. Es rico en carotenoides zeaxantina y luteína, sustancias antioxidantes que intervienen en la prevención de afecciones visuales como las cataratas y la enfermedad macular producida por la edad.

* Aporta grasas insaturadas. El huevo contiene grasas saludables de buena calidad, especialmente del tipo monoinsaturado oleico.

* Es el aliado perfecto para combatir el exceso de peso. El huevo es un alimento fundamental para incluir en planes de descenso de peso porque, al contener proteínas, es un alimento saciógeno.

* Contiene proteína de alta calidad. Después de la proteína de la leche humana, la del huevo es la que nuestro organismo aprovecha mejor. El huevo cubre el 10% de las recomendaciones proteicas de un adulto y el 30% de las recomendaciones proteicas en los niños.

* Favorece el desarrollo del cerebro. Contiene colina, un nutriente importante para el desarrollo del cerebro, la memoria y el aprendizaje.

* Previene la pérdida de masa muscular. Aporta proteínas de alta calidad que ayudan a prevenir la sarcopenia, al tiempo que es un alimento de sencilla ingesta y fácil preparación para adultos mayores.

* No contiene conservantes ni aditivos.

* Potencia el desarrollo del feto en el embarazo.

* Es accesible, versátil y está disponible todo el año. Es un alimento económico, con excelente relación costo-beneficio.

Compartir