Seguinos

La fiscalía del Caso Ciccone avaló que Boudou salga en libertad condicional a partir del martes

Marcelo Colombo, el fiscal del juicio por el que fue condenado el ex vicepresidente de la Nación Amado Boudou, dictaminó en favor de que se le otorgue la libertad condicional prevista al llegar a los dos tercios de la pena

La Cámara de Casación redujo en un mes la pena que pesa sobre el ex vicepresidente de la Nación Amado Boudou por el caso Ciccone. Eso implica que el próximo 20 de julio cumple los dos tercios de la pena de cinco años y diez meses de prisión a la que originariamente fue condenado por el Tribunal Oral Federal 4 que lo halló culpable de los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública.

Marcelo Colombo, el fiscal que acusó al ex vice en el juicio, se manifestó a favor de que Boudou salga en libertad condicional a partir de la semana que viene. Desde el año pasado el ex ministro de Economía y ex vice de Cristina Fernández de Kirchner cumple prisión domiciliaria y es controlado mediante una tobillera electrónica. Ante un pedido de la defensa de Boudou, que ejercen los abogados Graciana Peñafort y Alejandro Rúa, el fiscal Colombo junto al fiscal Nicolás Czizik -en tanto fiscales de ejecución penal- dictaminó en favor del pedido. La semana que viene Boudou está en condiciones de salir en libertad condicional.

La Sala IV de la Cámara de Casación Penal había resuelto ayer acortar un mes la condena que venía cumpliendo Boudou. Los camaristas Mariano Borinsky, Ángela Ledesma y Javier Carbajo habían hecho lugar a la apelación de la defensa de Boudou contra una resolución del juez de Tribunal Oral Ricardo Basílico, que había rechazado un pedido para que le redujeran la pena por estímulo educativo en un mes más de lo que le había otorgado otro juez, Daniel Obligado. Con la última reducción de pena debido a los cursos que tomó cuando estuvo en la cárcel, el próximo 20 de julio Boudou cumplirá los dos tercios de su condena.

En agosto de 2018, Boudou había sido condenado a cinco años y diez meses de prisión y a inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos porque gente de su entorno, mientras ocupaba el Ministerio de Economía, se había quedado con la empresa privada que podía imprimir papel moneda. Luego de la revisión por parte de la Cámara de Casación, la condena llegó a al Corte Suprema de Justicia de la Nación. En diciembre de 2020 la condena de Boudou y del resto de los imputados en la causa fue confirmada por la Corte Suprema de Justicia.

Cuando se inició la pandemia de coronavirus el juez Obligado le otorgó a Boudou la prisión domiciliaria. Hasta entonces cumplía su pena en la cárcel de Ezeiza. En aquella ocasión Obligado había señalado: “Siendo que el grupo familiar de la compañera del encausado reside en México, y tiene dificultades para viajar por la enfermedad de su padre, a lo cual, ahora, cabría adicionar la prácticamente mundial prohibición de viajar. Boudou, a su vez, tiene dos hermanos, pero uno reside en el interior y con el otro no mantiene vínculo (lo cual surge del informe socio ambiental). En estas condiciones, el único sostén económico y emocional para los niños de dos años, resulta ser su madre”. Boudou es padre de mellizos pequeños y eso, según el juez, jugó en favor de la domiciliaria. Lo hizo sin notificar al fiscal Colombo quien en una apelación posterior se opuso a que el ex vicepresidente fuera beneficiado con la domiciliaria.

Hubo apelaciones y resoluciones que le revocaron al ex vice la prisión domiciliaria en una casa que alquila en Avellaneda. Aunque como faltan instancias judiciales aún sigue detenido en su hogar. Como Boudou sumó conocimientos en la cárcel y eso le quitó días a su pena, la semana que viene quedará en libertad condicional. Será el juez Basílico el que tenga que tomar la decisión, que tiene el aval de los acusadores.

Compartir