Seguinos

Salud
12/06/2024

La fruta que casi nadie come pero que está llena de antioxidantes, fibra y ayuda a regular el azúcar en la sangre

La fruta que casi nadie come pero que está llena de antioxidantes, fibra y ayuda a regular el azúcar en la sangre
A pesar de que a muchos no les gusta sabor, o no la conocen del todo, es un alimento muy saludable lleno de beneficios

Existe una fruta que es poco consumida a pesar de sus enormes beneficios, lo cual puede deberse a que es poco conocida o también a que a muchas personas suele desagradarles su sabor, el cual consideran amargo.

Y es que la ciruela pasa es la fruta deshidratada de la ciruela fresca, conocida por su sabor dulce y textura masticable. Para elaborarse, las ciruelas frescas se deshidratan mediante un proceso que puede implicar secado al sol o mediante sistemas de deshidratación industrial. Esto reduce el contenido de agua de la fruta, concentrando sus azúcares naturales y nutrientes.

Cabe mencionar que no todas las especies de ciruelas se convierten en pasas; las más comúnmente utilizadas para la deshidratación son las de variedades específicas como la “D’Agen”, muy apreciada por su sabor y contenido nutritivo.

Debido a su proceso de elaboración, en el cual se concentran los nutrientes propios de la ciruela, esta fruta es rica en fibra dietética, vitaminas (especialmente vitamina K y vitamina A), minerales (como potasio y hierro) y antioxidantes que le confieren importantes beneficios.

Las ciruelas pasas, producto deshidratado de las ciruelas frescas, son un alimento rico en nutrientes y ofrecen múltiples beneficios para la salud. Aquí se detallan algunos de los principales:

Mejora de la digestión: Las ciruelas pasas son conocidas por su alto contenido de fibra dietética, que puede ayudar a regular el tránsito intestinal y prevenir el estreñimiento. Además, contienen sorbitol, un azúcar alcohólico con efectos laxantes naturales.

Ricas en antioxidantes: Estas frutas contienen altos niveles de antioxidantes, como los polifenoles, que ayudan a combatir los radicales libres y reducir el riesgo de enfermedades crónicas, incluyendo ciertas formas de cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Salud ósea: Las ciruelas pasas aportan vitamina K y minerales como el boro, que son esenciales para la salud ósea. Algunos estudios sugieren que su consumo regular puede ayudar a prevenir la pérdida ósea y reducir el riesgo de osteoporosis.

Control del azúcar en sangre: A pesar de ser dulces, las ciruelas pasas tienen un índice glucémico bajo, lo que significa que no elevan bruscamente los niveles de azúcar en sangre. Esto las convierte en una opción adecuada para personas con diabetes en cantidades moderadas.

Mejora de la salud del corazón: Son una buena fuente de potasio, un mineral que ayuda a mantener la presión arterial en niveles saludables y reduce el riesgo de enfermedades cardíacas. La fibra soluble también puede ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL (malo).

Protección contra la anemia: Las ciruelas pasas contienen hierro, crucial para la producción de glóbulos rojos y la prevención de la anemia.

Apoyo a la salud ocular: Gracias al contenido de vitamina A, las ciruelas pasas pueden contribuir a mantener una buena visión y reducir el riesgo de degeneración macular asociada con la edad.

Compartir