La historia de la supuesta maldición que persigue a Pep Guardiola

En 2018, el entrenador español decidió dejar de tener en cuenta a Yaya Touré, quien era una de las figuras del Manchester City, y el agente del futbolista anticipó que esa decisión podría perjudicarlo

El sábado el Chelsea venció 1 a 0 al Manchester City y se consagró campeón de la Champions League por segunda vez en su historia, pero además privó a Pep Guardiola de volver a levantar el trofeo que conquistó por última vez hace una década, cuando dirigía al Barcelona. Esto hay hecho recordar las declaración que en 2018 realizó Dimitri Seluk, agente de Yaya Touré.

El futbolista marfileño era una de las figuras del Barcelona, pero en 2010 se marchó al City luego de algunos contrapuntos con el entrenador español quien por entonces había conformado un equipo espectacular. En 2016, tras un paso por el Bayern Múnich, el técnico fue contratado por el conjunto británico y se reencontró entonces con Touré, quien era una de las piezas claves del equipo y uno de los jugadores preferidos de la afición celeste.

Si bien en la primera temporada bajo las órdenes de Guardiola el mediocampuista africano mantuvo su lugar en el equipo, en la segunda perdió su puesto y entonces decidió marcharse a mediados de 2018 haciendo público su descontento con Pep y tildándolo de racista. “Quiero que se rompa el mito de Guardiola. Tengo la sensación de que hizo todo lo posible para arruinar mi última temporada en el Manchester City. Traté de entender porqué jugaba tan poco. Incluso pregunté en voz baja mis estadísticas a los preparadores físicos. Cuando me dí cuenta que eran tan buenas o mejores, tanto en entrenamiento como en partidos, en comparación a la de los que jugaban y eran más jóvenes que yo, entendí que no era una cuestión física”.

“He llegado a preguntarme si todo esto ha sido causa del color de mi piel y no soy el único que se ha hecho esta pregunta. Algún jugador del Barcelona sí se lo ha preguntado. No se porqué pero tengo la sensación de que estaba celoso. Me tomó por un rival, como si le hiciera un poco de sombra”, aseveró n aquel momento el futbolista, quien sentenció: “Quizá los africanos no somos tratados por él como los demás. Cuando nos damos cuenta de que a menudo tiene problemas con los africanos donde quiera que vaya, me hago preguntas. Él finge no tener problemas con los jugadores de color, no cae en la trampa, es demasiado inteligente”.

Como era de esperarse, Guardiola desmintió las acusaciones de inmediato y explicó que todas sus decisiones están basadas en aspectos futbolísticos, pero esto desató el enojo también de Dimitri Seluk, agente de Touré: “Dios lo ve todo. Cuando tratas a Yayá como él lo hizo, se puso a toda África contra él. Muchos aficionados abandonarán al Manchester City. Y estoy seguro de que muchos chamanes africanos no permitirán que Guardiola gane la Champions. Será como una maldición africana para Guardiola. La vida nos enseñará si estoy en lo cierto”, sostuvo en diálogo con Sport 24, en junio de 2018. “Ha renovado por tres años y apuesto a que no la ganará por mucho dinero que gaste”, finalizó.

Aquella frase se viralizó este fin de semana luego de que el City perdiese ante el Chelsea la final de la Champions en Porto y se extendiera así la sequía de títulos europeos para el técnico español, quien sólo pudo coronarse como rey de Europa al frente del Barcelona, en 2009 y en 2011. Con el Bayern Múnich perdió en tres ocasiones en semifinales, y con el conjunto británico ya había sido eliminado en octavos en una ocasión y tres veces en cuartos.

Compartir