Seguinos

Sociedad
04/11/2022

La Iglesia de Salta creó el Ministerio del Exorcista

La Iglesia de Salta creó el Ministerio del Exorcista
Un llamativo comunicado oficial firmado por el Arzobispo local, Mario Antonio Cargnello, anunció la medida. El área tendrá dos titulares

A través de un comunicado, el Arzobispado de Salta oficializó el último miércoles la particular creación del “Ministerio del Exorcista” a través del cual se dispuso abrir un camino formal a través del cual los creyentes de la Iglesia católica podrán acceder a un procedimiento para “expulsar los demonios”. La llamativa media llegó a las autoridades de la Conferencia Episcopal Argentina.

“El Demonio, sigue empeñado en alejar a las almas de Dios invitándolas, a través de la tentación, a pecar. Por eso podemos afirmar que ese es el peor de los males, y causa de tantos otros. A esto se lo suele denominar, ‘acción ordinaria del demonio’”, señaló en sus primeras líneas el texto oficial que lleva la firma de Mario Antonio Cargnello, máximo responsable de la Iglesia local.

A continuación, se detalló: “El Demonio puede actuar de forma extraordinaria a través de la infección de lugares, la vejación a personas y la más extrema, que es la posesión”. Y es a raíz de esa situación que, por último, el Arzobispo salteño anunció la medida y a los titulares del área: “La Iglesia, mediante el ministerio del exorcista, tiene el poder de expulsar los demonios de una persona posesa realizando el rito del exorcismo. Para esta Arquidiócesis he designado a los Pbros. Loyola Pinto y de Sancristóval y Héctor Fernando Campero como tales”.

Ante este escenario y consultados por Infobae, las autoridades del Arzobispado de Salta no accedieron a brindar declaraciones. “Lo que se comunica es lo que se puede leer en el comunicado”, señalaron oficialmente.

A su vez, fuentes cercanas a la Conferencia Episcopal Argentina brindaron comentarios al respecto. “Que un obispo designe a un exorcista en su diócesis es una de las prácticas más antiguas que tiene la Iglesia. El obispo puede poner siempre a disposición a un sacerdote para este tipo de funciones. En algunas se conoce el nombre del responsable y en otras no. Es algo bastante habitual en la iglesia”, aclararon a este medio.

Si bien la Conferencia Episcopal Argentina nuclea a los obispos del país, los titulares de cada territorio tienen facultades para tomar decisiones como las de la Iglesia salteña. “El nombramiento de un sacerdote en una determinada diócesis o territorio le corresponde al obispo del lugar. Tienen total autonomía para conducir la pastoral de su diócesis. En este caso, el Arzobispo de Salta habrá decidido los nombramientos que son propios de la arquidiócesis y siguiendo las necesidades locales”, aclararon las fuentes consultadas. En ese sentido, enfatizaron: “Por supuesto, son decisiones que están en comunión con la Iglesia”.

En ocasiones, tal como precisaron fuentes eclesiásticas consultadas por este medio, para respetar a las personas y para acompañarlas en el proceso, se resguarda su identidad y la existencia del ritual del exorcismo en sí. “Cuando una persona se acerca a buscar ayuda para un familiar o amigo en este sentido, se busca cuidar la intimidad de las personas”, aclaran.

Tal como pudo reconstruir este medio, existen pasos que los fieles deben sortear previamente para poder acceder a un exorcismo a través del Ministerio creado en Salta.

“Siempre se trata de que sea el mismo sacerdote de la comunidad (barrio) a la que pertenece, que sea el que se ponga en contacto con el Arzobispo —o con los ministros designados— sobre la situación. Se necesita que sea cabeza de la comunidad a la que pertenece la persona en cuestión la que sea el nexo con los nuevos titulares responsables del Ministerio del Exorcismo”, precisaron personas cercanas a la Iglesia salteña.

“Ese sacerdote, a su vez, es el que tiene que evaluar a la persona que solicita el exorcismo. En todo esto se mezcla lo psicológico y hay alguien que tiene que discernir el cuadro del individuo”, completaron.

“Tengo muchos años como cura y nunca me pasó de atender a una persona con estas características —le cuenta un sacerdote a Infobae—. No es una cosa común que una persona se acerca y te diga: ‘Necesito un exorcismo’”.

“Son situaciones muy particulares las de las personas que se acercan poniendo en manifiesto que pueden estar bajo estas cuestiones del demonio. Sí me he enterado de casos de muchas personas en las que la psicología o la psiquiatría no encuentra respuesta a determinada conducta y consultaron”, completó en diálogo con este medio.

Compartir