Seguinos

Economía
09/05/2022

La sequía y la guerra de Ucrania amenazan el trigo en Irak

La sequía y la guerra de Ucrania amenazan el trigo en Irak
Esto ha hecho que sus costes de producción se disparen.

Las espigas doradas de Kamel Hamed ondean languidamente al viento. Pero ante este bucólico paisaje del centro de Irak, el agricultor no oculta su angustia: entre la sequía, la guerra en Ucrania y la escasez de agua, su cosecha se ha dividido por dos.

“La sequía es increíble en este momento. Incluso en los pozos, el agua no se puede utilizar. Es agua salada”, dice Hamed, que lleva una ‘dishdasha’ (prenda larga) blanca y la cabeza cubierta por una ‘kufiyya’ (pañuelo tradicional).

Además, desde febrero, las repercusiones de la guerra en Ucrania se han dejado sentir incluso en sus campos, cerca de la aldea de Jaliha: el precio del combustible, los fertilizantes y las semillas ha aumentado considerablemente.

Esto ha hecho que sus costes de producción se disparen.

Como todos los agricultores de Irak, Kamel Hamed sigue las directrices de las autoridades, que le compran el grano, determinan las superficies plantadas y el nivel de riego, en función de las reservas de agua y las precipitaciones.

Este año, debido a la escasez de agua, Irak ha reducido a la mitad la superficie cultivada.

Hamed ha plantado una cuarta parte de sus 100 donums (10 hectáreas). En sus campos, la cosechadora realiza viajes de ida y vuelta para cortar las espigas maduras. El grano es arrojado a la plataforma del camión.

“Este año no hemos conseguido ni siquiera 500 kilos de trigo de un donum”, dice este agricultor de 53 años. En temporadas anteriores, solía obtener una tonelada por donum.

La guerra en Ucrania “ha hecho subir el precio del aceite de motor y de las semillas de alto rendimiento”, asegura.

“No sé cómo mantener a mi familia”, añade Hamed. “Sin sueldo, sin trabajo, ¿dónde puedo ir?”

– “Abandonar la tierra” –

Pero el factor clave es el agua.

Se trata de un tema muy sensible para Irak y sus 41 millones de habitantes, que sienten a diario el impacto del cambio climático: desertificación, tormentas de arena, disminución de las lluvias y descenso del nivel de los ríos.

Compartir