Seguinos

La UE lanza un gran plan climático para "nuestros hijos y nietos"

Los responsables de la Unión Europea desvelaron el miércoles su plan más ambicioso hasta la fecha para hacer frente al cambio climático, con el objetivo de convertir los objetivos ecológicos en acciones concretas en esta década y, de este modo, marcar el

La Comisión Europea, órgano ejecutivo de la UE, expuso con minucioso detalle cómo los 27 países del bloque pueden cumplir su objetivo colectivo de reducir para 2030 las emisiones netas de gases de efecto invernadero en un 55% con respecto a los niveles de 1990, un paso intermedio hacia las emisiones cero en términos netos para 2050.

Esto significará aumentar el coste de la emisión de dióxido de carbono para la calefacción, el transporte y la fabricación, gravar el combustible de aviación y el combustible de transporte marítimo con alto contenido de carbono que no han sido gravados antes, y cobrar a los importadores en la frontera por el CO2 emitido al fabricar productos como el cemento, el acero y el aluminio en el extranjero. El motor de combustión interna pasará a la historia.

“Sí, es difícil”, dijo el jefe de la política climática de la UE, Frans Timmermans, en una conferencia de prensa. “Pero también es una obligación, porque si renunciamos a nuestra obligación de ayudar a la humanidad, de vivir dentro de los límites planetarios, estaríamos fallando, no solo a nosotros mismos, sino a nuestros hijos y a nuestros nietos”.

El precio del fracaso, dijo, es que estarían “luchando en guerras por el agua y los alimentos”.

Las medidas “Fit for 55” (Listos para el 55) deberán ser aprobadas por los Estados miembros y el Parlamento Europeo, un proceso que podría durar dos años.

También es probable que se enfrenten a intensas presiones por parte de algunos sectores industriales, de los Estados miembros más pobres que quieren proteger a sus ciudadanos de las subidas de precios y de los países más contaminantes que se enfrentan a una costosa transición.

Compartir