Seguinos

Salud
18/11/2021

Más de 100,000 muertes por sobredosis en un año en EE.UU.

Más de 100,000 muertes por sobredosis en un año en EE.UU.
La pandemia de COVID-19 ha generado un dramático aumento de las muertes por sobredosis de drogas en los Estados Unidos, según datos del National Center for Health Statistics de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Entre abril de 2020 y abril de 2021 se registraron más de 100,000 muertes, la mayoría entre adultos de 25 a 55 años.

La cifra es casi un 25% mayor que en el mismo período de 2019 a 2020, cuando se registraron unas 78,000 muertes por esta causa. La cifra de 100,000 muertes por sobredosis supera a la de las muertes por accidentes de tránsito y por armas combinados.

La doctora Nora Volkow, directora del Instituto Nacional de Adicciones, dijo en un comunicado que la cifra récord ha sido en parte disparada por el consumo de fentanilo, una droga de acción rápida que en un contexto médico se puede usar para tratar el dolor severo, y que es 100 veces más potente que la morfina.

En el período en donde se ha registrado un número récord de muertes por sobredosis también se ha observado un aumento del consumo de drogas sintéticas y de cocaína.

Expertos coinciden en que las cuarentenas en los primeros meses de la pandemia, el aislamiento social, quebraron las redes comunitarias de apoyo y dificultaron el acceso a tratamientos.

Todos los estados y el Distrito de Columbia registraron muertes por sobredosis. Este mapa interactivo de los CDC muestra el número de muertes.

California lidera la lista con 10,585 muertes por sobredosis, aunque expertos en salud pública dicen que la pandemia también puede haber generado más subregistro.

Otros estados que tuvieron un 50% más de los casos pronosticados fueron Tennessee, Louisiana, Mississippi, West Virginia y Kentucky.

Fentanilo, producción letal
El fentanilo es un opioide sintético, desarrollado con productos químicos de laboratorio, a diferencia de la heroína o la morfina, cuyos principales ingredientes se extraen de la savia de opio de una planta de amapola. Según la Administración de Lucha contra las Drogas (DEA), la agencia federal que lucha contra las drogas ilegales en los Estados Unidos, los laboratorios clandestinos en China son la principal fuente del fentanilo vendido ilegalmente.

Compartir