Seguinos

Mourinho fue presentado como técnico de la Roma

El ex entrenador del Tottenham, Real Madrid y Chelsea, entre otros, intentará convertir al conjunto italiano en una potencia

José Mourinho habló este jueves por primera vez como entrenador de la Roma, club al que aterriza luego de su amargo paso por el Tottenham en donde no logró cosechar ningún título. El portugués, de vasta experiencia en alcanzar la gloria con distintos conjuntos, tendrá la dificil misión de devolverle la alegría y el orgullo a los aficionados de un elenco que lleva 13 años sin vueltas olímpicas.

En este sentido, habló ante la prensa sobre la necesidad de trabajar duro antes de pensar en celebraciones: “Siempre hablan de títulos, pero hablamos de tiempo, proyectos, trabajo. Los títulos no son palabras, como palabra es demasiado fácil de decir. Podría haber sido una promesa muy fácil, pero la realidad es otra cosa. Los títulos vendrán. La sociedad no quiere el éxito aislado, quiere llegar a lo más alto y quedarse allí. Esto es más difícil. Ganar de forma aislada es más fácil. Más aún cuando ganas y luego no tienes el dinero para pagar salarios. Queremos ser sostenibles y el éxito llegará”.

De esta manera, Mou dejó en claro que llegó para cambiar la historia del club, pero aclaró que para eso le pidió tiempo a la dirigencia: “Necesitamos tiempo, que es una palabra clave que ha sido muy importante cuando hablé con los propietarios sobre este proyecto. Pero también podemos acelerar este proceso. Esta es mi naturaleza y quiero que los jugadores y todos los del club tengan esta mentalidad”.

El portugués de 58 años regresa a la Serie A 11 años después de llevar al Inter de Milán a un triplete sin precedentes de la Liga de Campeones, el título de la Serie A y la Copa de Italia. Pero también tiene un punto que demostrar después de una temporada y media decepcionante que terminó en la captura en el Tottenham en abril pasado y dos campañas y media difíciles con el Manchester United también culminaron con la destitución.

La Roma ha depositado su fe en Mourinho como un hombre cuya experiencia en el juego continental, pero no menos importante, en la propia Serie A, puede devolver a los Giallorossi a antiguas glorias lejanas después de que solo pudieron colocar un modesto séptimo la temporada pasada. Su último gran honor fue una Copa de Italia en 2008 y han levantado el Scudetto o la corona de la liga solo dos veces en la era de la posguerra: en 1983 y 2001, este último triunfo con Fabio Capello.

Ante los micrófonos, The Especial One le prometió a los fans que hará lo imposible para conformar un equipo competitivo que pueda llegar y quedarse en la elite del fútbol europeo: “No estoy aquí por la ciudad, no vengo de vacaciones. Así que… empezamos a entrenar a las 16:00. El club no quiere éxitos hoy y problemas, mañana, sino un proyecto sostenible para el futuro y hará todo lo posible para hacerlo con pasión. Esta es la razón principal por la que estoy aquí. Ahora toca trabajar”.

Si bien no quiso hablar de refuerzos ni nombres propios, se alegró porque Italia esté en la final de la Eurocopa y adelantó que esa es una gran noticia para la Serie A, hoy en día relegada por otras ligas como La Premier de Inglaterra. Al ser consultado sobre cómo hará para que los jugadores del plantel actual transformen su mentalidad, comentó: “Lo primero que haré es conocer al grupo. Aún no somos conscientes de todo. Hay principios fundamentales, no negociables. Hoy es el primer día de entrenamiento. Mi forma de trabajar es sencilla: todo lo que no se hace al 100% está mal. Desde que llegué ha sido una cuarentena que me ha permitido quedarme en el centro de formación y he visto una alegría increíble en dar las mejores condiciones de trabajo posibles “.

Para alcanzar la gloria, Mourinho deberá luchar ante rivales poderosos y uno de ellos es la Juventus en donde brilla Cristiano Ronaldo, a quien dirigió en el Real Madrid. “Él no tiene que preocuparse porque no soy defensor central. Si jugara de zaguero se la quitaría, pero yo estoy demasiado viejo para jugar contra él”, bromeó sobre el cruce que deberá afrontar ante CR7.

El luso es el décimo hombre en tomar las riendas del club en una década que se remonta a Claudio Ranieri, quien estuvo dos años al mando desde 2009. El ex entrenador del Real Madrid y del Chelsea, entre otros, fue nombrado el 4 de mayo con un contrato de tres temporadas apenas dos semanas después de dejar el Tottenham.

Compartir