Seguinos

23/01/2021

Murió en una casa de juegos clandestinos, aparentemente por una sobredosis de cocaína

El cadáver fue trasladado a la morgue. Del interior de la casa, propiedad de un conocido “dealer”, se secuestró jeringas, una de ellas con cocaína líquida.

La muerte de un hombre oriundo de la ciudad de Pinto, departamento Aguirre, movilizó a las autoridades judiciales y policías.

El dramático hecho se registró cerca de las 13, en el interior de una casa ubicada en la avenida 25 de Mayo casi Fray Mamerto Esquiú.

El dueño de casa -con prontuario por tenencia y comercialización de sustancias-, llamó a la policía e informó que su amigo, quien suele visitarlo a menudo, había convulsionado y no respondía a sus llamados.

De inmediato personal de la Departamental 13 junto con paramédicos arribó a la casa en el barrio Rosso. Allí constataron que el hombre no tenía signos vitales.

Los efectivos se entrevistaron con el dueño de casa, conocido con el alias de “Gordo Bilorio”, quien se presentó como amigo de la víctima, a la cual conocía hace varios años.

De acuerdo con su relato, esta persona había llegado a su domicilio momentos previos, y minutos más tarde habría sufrido convulsiones. Cuando arribó al lugar el servicio de emergencia, lo encontró sin vida.

La víctima fue identificada como Sergio Mussio -de 54 años, residente en el barrio Belgrano, Pinto-, quien visitaba frecuentemente el domicilio donde finalmente ayer se descompensó y falleció.

Ante esta situación, personal de Criminalística y la médica forense se hicieron presentes en el domicilio. La galena solicitó que el cadáver -que no presentaba lesiones externas- sea sometido a autopsia para determinar fehacientemente las causas del deceso.

También arribaron al lugar la fiscal coordinadora del MPF Añatuya, Dra. María Emilia Ganem y la fiscal de turno Dra. Alejandra Sobrero, quienes supervisaron el trabajo de los uniformados en el interior de la casa.

Las representantes del Ministerio Público Fiscal ante el hallazgo de jeringas en el lugar solicitaron la presencia de los efectivos de Drogas Peligrosas, quienes a través del trabajo de campo determinaron que dentro de una jeringa había cocaína líquida.

Rápidamente se solicitó a la Justicia una orden de allanamiento de la propiedad -ante la sustancia encontrada y los antecedentes del dueño-, pero sólo se encontró sobre un cuadernillo, abierto sobre la mesa, restos de cocaína en polvo.

El dueño de casa fue trasladado a la Comisaría donde se le tomó declaración testimonial. Fuentes consultadas indicaron que en la casa del “Gordo Bilorio” se realizaban reuniones de juego de cartas clandestinas.

Se caratuló la causa como información sumaria tendiente a establecer las causas de la muerte, y las autoridades judiciales ordenaron que el cadáver de la víctima sea trasladado a la morgue judicial.

El informe de la forense será fundamental para la causa, pero se sospecha que la muerte se habría producido por sobredosis de cocaína.

Compartir

Noticias relacionadas