Sociedad

NASA está lista para colisionar una nave contra un asteroide

NASA está lista para colisionar una nave contra un asteroide
Se suele decir que los asteroides son el “test de inteligencia espacial” que cualquier especie o civilización debe superar si quiere sobrevivir.

Evidentemente, los dinosaurios no pasaron su prueba y ahora toca decidir si el ser humano cuenta ya con la tecnología y los conocimientos necesarios para iniciar su propio programa de protección planetaria. Sin embargo, por muchas películas que hayamos visto y a pesar de que la ciencia ficción nos haya mostrado cientos de escenas desviando y destruyendo asteroides, la cruda realidad es que no sabemos cómo afectaría a una de estas grandes rocas siderales el impacto de una nave en el vacío del espacio. De hecho, ni siquiera sabemos si seremos capaces de cambiar la trayectoria de un asteroide a nuestra voluntad o por el contrario saldrá disparado hacia otro lado o, lo que parece más probable, que mantenga su rumbo sin inmutarse. La propia NASA reconoce que las simulaciones hasta ahora han sido bastante caóticas, por lo que la esperada misión DART nos ayudará a tener una imagen de primera mano de los resultados de una colisión real en el espacio.

Con el habitual doble sentido de las nomenclaturas de la NASA, las siglas de Dardo o DART (Double Asteroid Redirection Test) nos muestran una misión única en su género: lanzar una nave, viajar millones de kilómetros hasta encontrarse con su objetivo y colisionar contra él.

Se trata de un proyecto conjunto de NASA y ESA que supondrá una prueba fundamental para saber cómo prevenir el impacto de cualquier asteroide peligroso contra la Tierra. Enviar a una nave espacial directamente a un cuerpo pequeño del Sistema Solar, a una velocidad de aproximadamente 24.000 kilómetros por hora puede servir como un método fiable para desviar asteroides en el caso de que se dirijan peligrosamente hacia la Tierra. “De esta manera, DART se convierte en el primer paso para un futuro programa de protección planetaria, será la primera demostración técnica de un impactador cinético con el objetivo de cambiar el rumbo de un asteroide en el espacio”, explican en la web oficial de la misión.

Compartir