Seguinos

Rally Dakar
09/01/2023

"No sé si es hora de retirarme": el relato de Stephane Peterhansel tras su accidente en el Dakar 2023

“No sé si es hora de retirarme”: el relato de Stephane Peterhansel tras su accidente en el Dakar 2023
El máximo ganador de la historia de esta prueba extrema, debió abandonar tras quedar inconsciente durante cinco minutos y su copiloto se lastimó una vértebra.

La puerta automática del fastuoso trailer gris se abre de par en par y allí se asoma la figura de la leyenda más grande de una especialidad única y fascinante, como es el Dakar. Nadie ganó tanto como él. Corrió en aquel Dakar inicial, por los desiertos del África, fue una de las figuras que deslumbró en América del Sur y ahora el peso de su apellido mantiene la tradición sobre las dunas de Arabia Saudita.

Pese a sus 14 triunfos, repartidos en moto, primero, y en autos, el francés Stephane Peterhansel no pierde la humildad. Saluda murando a los ojos, predispuesto al diálogo, sonríe cuando le comentan datos que no están involucrados con la actualidad de una competencia que es tan absorbente que pareciera que no deja tiempo ni siquiera para respirar.

A los 57 años, lleva adelante un proyecto que no permite ansiedad y se construye sobre la base de la paciencia: el desarrollo de un vehículo para una marca que hace sus primeros pasos en esto de lidiar con la aventura extrema: Audi.

Pero el desafío, además, es superior, ya que la marca alemana se empecinó en introducir la más alta tecnología que revoluciona el deporte motor: el Audi RS Q e-tron E2, el prototipo híbrido que contiene tres impulsores eléctricos y uno a combustión, para hacer historia en el Dakar.

Sin embargo, en medio de esta búsqueda de acelerar los procesos deportivos y tecnológicos, las sorpresas de una competencia única siempre están al acecho.

Peterhansel protagonizó un accidente tremendo durante la 6ª etapa, que lo dejó inconsciente durante 5 minutos y que le produjo la fisura de una vértebra de su navegante, Edouard Boulanger.

Como suele suceder también en esta carrera que no tiene comparación con ninguna otra actividad del deporte motor, los hechos importantes y conmocionantes comienzan a conocerse de a cuentagotas.

Primero no se sabía sobre la salud de la tripulación francesa, luego se supo que estaba involucrado su compañero de equipo, el español Carlos Sainz, que también había sufrido un accidente y en el mismo lugar que Peterhansel.

En un campamento semi vacío, debido a la etapa “Media Maratón”, con los pilotos rumbo al vivac de Al Duwadimi, Audi convocó a una reunión de prensa con un puñado de medios internacionales, entre los que se encontraba Clarín.

“Estaba muy entusiasmado, porque venía con un gran ritmo de carrera. Superé a Nasser (Al-Attiyah) y a Carlos (Sainz). Allí mantuve la concentración para ir por todo, ya que debíamos ganar terreno. Ya habían pasado los primeros 200 kilómetros de la etapa. De repente, entre tantos saltos (pequeñas dunas) que superábamos de manera constante, llegó una que parecía igual a todas. Pero no lo era. Saltamos unos 12 metros aproximadamente. En lugar de un salto fue un vuelo”, comenzó el dramático relato la leyenda del Dakar.

Abre los ojos bien grandes acompañando la descripción del hecho. Las manos comienzan a moverse figurando el comportamiento de su vehículo: “En la caída, siento un fuerte golpe, y allí pierdo la conciencia. Yo seguía acelerando con el pie a fondo. Edouard activó el freno de mano y apagó el motor. El auto hizo un trompo completo. Minutos después me desperté, no recordaba nada. Sigo sin recordar qué sucedió exactamente”.

Allí recién comenzó la pesadilla para Peterhansel. “Al salir del coche lo veo a Edouard que estaba en la arena, tomándose la espalda. Le pregunté si sentía las extremidades, me dijo que sí. Y recién ahí me di cuenta que habíamos tenido un accidente, por lo que de inmediato pedí la asistencia médica de la carrera. Y llegó de inmediato el helicóptero”, reveló.

Se acomoda la gorra de Audi, también mueve su cuerpo sentado en una banqueta, y mira a todos sus interlocutores para avanzar con el relato: “A los pocos minutos lo veo a Carlos (Sainz) también detenido en el desierto, a metros nomás. Era todo muy confuso. Me doy cuenta que tiene la parte trasera rota”.

Al entrar en conciencia también Peterhansel tomó conocimiento que su Dakar se había terminado, ya que su navegante no podía moverse del dolor y fue derivado en helicóptero a una clínica. Allí se comprobó que Edouard padece la rotura de la vértebra D5. Requiere de una intervención quirúrgica por lo que fue derivado a Munich para someterse a la operación.

Peterhansel también fue trasladado en otro helicóptero para realizar los chequeos de rutina en esos casos.

¿Y ahora qué? Muchos hablaban de un supuesto adiós de la leyenda del Dakar. El propio piloto francés se encargó de aclarar: “Si ganaba este Dakar, me retiraba, porque no había dudas de que era la forma perfecta de decir adiós. Pero con esta situación, habrá que pensarlo. Ahora no es momento, aún el cuerpo siente los dolores de semejante golpe. Pero deberé tomar una decisión en el corto plazo. No sé si es hora de retirarme”, admitió Peterhansel, la mayor figura del Dakar, en el dolor físico, pero mayor aún en el que provoca el abandono para quien sabe más de gloria.

Una etapa a medias

La 7ª etapa fue de “Media Maratón”, debido a los cambios efectuados en el recorrido por las lluvias inesperadas en esta zona de Arabia Saudita. Las motos y los cuatriciclos no corrieron.

En autos, se impuso el local Yazeed Al Rajhi (Toyota), mientras que el qatarí Nasser Al-Attiyah (Toyota) fue 14° y sigue adelante en el clasificador,c on una hora de ventaja. El mejor argentino es Juan Cruz Yacopini (Toyota), que fue 21° (13° en la general), y Sebastián Halpern (Mini), que resultó 12° (14°).

En los UTV, el pampeano David Zille (Can Am) fue 33° y es 40° en la general, y en T4, Jeremías González Ferioli (Can Am), 8° y 7°. Nicolás Cavigliasso (Can Am), 10° y 30°. Juan Manuel Silva (Yamaha), 33° y 18°.

El domingo se disputará la 8ª etapa, desde Al Duwadimi a Riad, con más de 800 kilómetros de recorrido, de los cuales 346 será de especial.

Compartir