Seguinos

Fútbol
08/07/2024

Otro refuerzo para Boca: Brian Aguirre se hizo la revisión médica

Otro refuerzo para Boca: Brian Aguirre se hizo la revisión médica
El delantero fue el domingo por la mañana a realizarse los estudios correspondientes para firmar su vínculo con el Xeneize.

Después de poder solucionar una traba de último momento, Boca y Newell’s llegaron a un acuerdo y Brian Aguirre se convierte así en el cuarto refuerzo del equipo que dirige Diego Martínez. El delantero llegó bien temprano este domingo para realizarse la revisión médica previa a la firma de su contrato en su nuevo club.

El jugador llegó acompañado por algunos allegados al centro médico para realizarse lo estudios de rutina donde no dialogó con la prensa a la espera de que en las próximas horas firme su vínculo de manera formal y se incorpore al plantel del Xeneize.

En las últimas horas, la aparición del club Villa Cassini de Capitán Bermúdez -institución desde la que el futbolista pegó el salto a la Lepra cuando tenía 12 años-, amenazó con frenar el pase. ¿Por qué? Porque reclamaron cobrar parte de la operación, algo que derivó en que Newell’s demore en la entrega de los papeles a Boca, para finalizar el pase. De todas maneras, la cuestión parece haberse resuelto rápidamente y todo quedó solucionado, por lo que Aguirre pasará al Xeneize a cambio de cinco millones de dólares por el 80 por ciento de su ficha.

Con los estudios pertinentes ya realizados, se espera que próximamente estampe su firma y pueda sumarse a la pretemporada. Su contrato sería hasta diciembre de 2028 e incluiría una cláusula de rescisión de 17 millones de dólares, que ascendería a 20 millones sobre el final de cada mercado de pases.

En paralelo a la llegada de Aguirre, Boca sigue negociando con el Genk de Bélgica para poder sumar a Matías Galarza, mediocampista central con pasado en Argentinos Juniors. En su caso, el Xeneize envió una nueva oferta de tres millones de dólares por la mitad de su ficha, medio millón más que el último ofrecimiento realizado. Sin embargo, a pesar de la insistencia de Boca y de la presión ejercida por el jugador, lo cierto es que el club belga no se baja de su precio de cinco millones.

La realidad es que la firmeza de Genk contrasta con la presión que ejerce Galarza, quien viajó a Buenos Aires en los últimos días sin permiso, algo que no fue bien visto por el club.

Compartir