Seguinos

Para Sadop “es prematuro hablar de volver a la normalidad”

El titular del gremio de docentes privados, Bernardo Beltrán, sostuvo que “no está dado el horizonte sanitario para volver a clases de forma generalizada y con plena presencialidad. Tenemos que ver primero como evolucionan los contagios”.

Luego de una reunión presidida por el gobernador, Juan Manzur, de la que participaron los ministros Juan Pablo Lichtmajer (Educación), Rossana Chahla (Salud) y Carolina Vargas Aignasse (Gobierno y Justicia), el Gobierno de Tucumán resolvió que, cumpliendo estrictos protocolos sanitarios para evitar contagios de Covid-19, desde el próximo lunes 26 de Julio habrá clases normales en todas las escuelas de Tucumán y todos los niveles educativos. 

Consultado al respecto, el titular de Sadop, Bernardo Beltrán, señaló que “todavía hay que ver como evoluciona la cuestión sanitaria. Hablar de normalidad es bastante prematuro”.

Entre otras cosas, el dirigente sindical planteó que para volver a las aulas se deben realizar “testeos en forma periódica en los colegios, tanto para alumnos como para el personal docente y auxiliar. Tenemos que tener presente que también los alumnos pueden ser vectores de contagio”.

Y añadió que “todavía tenemos que ver qué pasa con los docentes que no fueron vacunados y aquellos que están en riesgo”.

Por otro lado, Beltrán manifestó su malestar por no haber sido convocados para discutir ideas y estrategias para el regreso a las aulas. “Nos enteramos por los medios, como siempre. A Sadop no lo tiene en cuenta el Ministerio de Educación. No sabemos cuáles son los motivos para esto. No nos convocan y eso sería fundamental de poder cambiar ideas y estrategias. Aquí se comete el error de tomar decisiones homogéneas para situaciones que son heterogéneas”, subrayó.

Reclamo de paritaria

Tal y como ocurre a nivel nacional, luego de que el gobierno actualizara la pauta inflacionaria (pasó de 29% a 40%), los gremios docentes de Tucumán también le platearon al gobierno revisar la paritaria 2021, de modo que los salarios no pierdan este año frente a la inflación.

“La pérdida de poder adquisitivo ha sido muy grande en estos meses. Necesitamos que se adelante la cuota de aumento que estaba prevista para septiembre. El gobierno es muy reticente a convocar a los gremios, no solamente a los docentes”, sostuvo Beltrán.

Vale recordar que el Frente Gremial Docente (donde no está incluido Sadop) acordó para este año una suba del 30%, en dos cuotas (la última en septiembre), más un 20% que se debía dar en el básico por lo perdido durante el 2020. A eso se sumó un 4,6% más que se acordó en las paritarias nacionales.

Compartir