Seguinos

Polémico triunfo de Hamilton en el GP de Gran Bretaña de Fórmula 1

Lewis logró su cuarta victoria en el año y festejó de local. En el comienzo, el piloto de Mercedes lo embistió al neerlandés de Red Bull, quien terminó contra las defensas. De todas formas, Max sigue liderando el campeonato

El Gran Premio de Gran Bretaña, décima fecha del campeonato de la Fórmula 1, tuvo de todo: la lucha por la punta entre los dos máximos candidatos al título que estuvo marcada por un controversial toque, el furor de los tifosis porque Ferrari pudo volver a ganar luego de casi dos años y la victoria de Lewis Hamilton (Mercedes) que se acercó en el campeonato a Max Verstappen (Red Bull).

En la primera vuelta Verstappen y Hamilton pelearon por el liderazgo. El neerlandés era primero y segundo el inglés, quien al llegar a una curva lo tocó a su rival que terminó contra la defensas. En ese momento Charles Leclerc, con la Ferrari, heredó la punta en el Autódromo de Silverstone y la carrera fue neutralizada para retirar el auto del líder del campeonato y también para reparar los sectores de contención tras el impacto del auto del neerlandés.

Tras analizar la maniobra, los comisarios deportivos determinaron una sanción de diez segundos a Hamilton por el toque a Verstappen. La carrera se largó otra vez y Leclerc lideró delante de Lewis, quien tuvo que mantener un ritmo alto para poder conservar la segunda posición debido a la penalización que sufrió.

Leclerc se mantuvo primero en Silverstone, que tiene un significado muy especial para la Scuderia, ya que allí logró su primera victoria en la Máxima el 14 de julio de 1951 gracias a un corredor argentino, José Froilán González. Para celebrar aquella faena de hace siete décadas, desde Maranello llegó la 375 F1 con la que el arrecifeño venció y fue conducida por el español Marc Gené, ex piloto de F1 y que trabaja para Ferrari.

Por otro lado, cumplidas 11 de las 52 vueltas, hubo una gran faena de Sergio “Checo” Pérez quien en la primera partida salió desde los boxes (hizo un trompo en la carrera sprint), y alcanzó la 12ª posición, pero tuvo que hacer dos detenciones para conseguir el récord de vuelta (con gomas nuevas) y evitar que lo consiga Hamilton. El mexicano intentó salvar los honores de Red Bull en este domingo, aunque finalizó 16º.

Respecto de la punta de la competencia, en el 15º giro Leclerc manifestó por radio unas fallas en el motor: “se me apaga”, reclamó el piloto a su box.

Luego Hamilton entró a cambiar sus gomas en el giro 28º donde también cumplió con su sanción de diez segundos. Volvió a pista en la quinta posición. En la ronda siguiendo hizo su detención Carlos Sainz (Ferrari) y luego efectuó lo propio su compañero de equipo, Leclerc. Todos pusieron gomas duras para llegar al final de la carrera.

Cumplidas 30 vueltas, Leclerc se mantuvo al frente seguido de Valtteri Bottas (Mercedes), Lando Norris (McLaren), Hamilton y Daniel Ricciardo (McLaren), quien completó el top cinco en ese tramo.

Aunque Hamilton pronto dio cuenta de Norris y capturó el último escalón del podio. Luego Lewis se acercó Bottas, quien recibió la orden de su equipo para dejarlo pasar al inglés que quedó segundo e intentó reducir diferencias con Leclerc en las últimas diez vueltas.

Fue en el giro 50º de 52º en el que Hamilton sobrepasó a Leclerc en el mismo lugar del incidente con Verstappen. Sin embargo, en esta maniobra el monegasco se abrió mucho en la curva y su error le dejó el hueco al inglés para que se quede con el liderazgo.

Fue triunfo de Hamilton que alcanzó su cuarto festejo en el año. Leclerc culminó segundo y el podio lo completó Bottas.

“En las últimas dos vueltas el esfuerzo fue demasiado y en el final me faltó un poco de grip (adherencia). Con los neumáticos medios éramos muy rápido, no tanto con los duros”, contó Leclerc.

“En las dos carreras (la sprint y la del domingo) estuve patinando así que se hizo muy difícil. Vamos a seguir peleando en las próximas dos semanas”, sostuvo Bottas, que otra vez debió cumplir con el papel de segundo piloto de Mercedes detrás de Hamilton.

“Fue una carrera dura, pero con la mejor afición que hay. Les agradezco al público y les pido que se cuiden”, dijo Hamilton. “Fue muy difícil, en la semana donde en la fábrica se trabajó mucho con cada detalle”. Sobre la maniobra aseguró que “estaba a la par de Max y recibí el golpe adelante…. Es difícil, esté o no de acuerdo o no con la sanción”.

Ante 140 mil espectadores, Hamilton obtuvo su 99ª victoria en la Máxima y la octava en el Gran Premio de Gran Bretaña e igualó el récord de Michael Schumacher con esa cantidad de triunfos en un mismo evento, con los ocho que consiguió el Kaiser en Francia.

Fue una carrera que tuvo polémica, golpes de escena y hasta la posibilidad de que Ferrari vuelva al triunfo luego de casi dos años, desde el triunfo que obtuvo el propio Leclerc en el Gran Premio de Italia el 8 de septiembre de 2019.

Más allá del incidente inicial y de su deserción, Verstappen conservó la punta del campeonato de pilotos. La próxima competencia será el 1 de agosto con el Gran Premio de Hungría en el Autódromo Hungaroring.

Compartir