Seguinos

Primera gran sorpresa de los Juegos Olímpicos: un nadador tunecino de 18 años ganó los 400 metros

Ahmed Hafnaoui se quedó con la prueba en la definición del toque y superó a dos candidatos, el australiano Jack McLoughlin y el estadounidense Kieran Smith

La natación es considerado uno de los deportes más relevantes de los Juegos Olímpicos. Es por eso que cuando se produce un triunfo inesperado, las imágenes del ganador recorren el mundo con facilidad. Eso es lo que sucedió este domingo en la mañana de Japón cuando Ahmed Hafnaoui, de Túnez, ganó la competencia de 400 metros libres en el último toque y superó a dos candidatos a ganar la dorada.

El nadador de 18 años, que había terminado en la cuarta posición de su serie de semifinales, corrió los últimos 50 metros y venció a Jack McLoughlin y Kieran Smith (EEUU), que se quedaron con la medalla de plata y bronce, respectivamente. Hafnaoui ganó la final con un tiempo de 3:43.36 -el tercero mejor del 2021 en la distancia- y fue sólo 0.16 segundos más rápido que el australiano, que registró una marca de 3:43.52.

Una vez que se confirmó que el tunecino había sido el vencedor de la definición, las imágenes de la transmisión mostraron el alocado festejo de su entrenador, que comenzó a correr tomándose con sus dos manos la cabeza, incrédulo. “No me lo creo, es increíble. Hoy me sentí mejor en el agua que ayer (en las clasificaciones). ¡Soy campeón olímpico!”, afirmó, Hafnaoui en diálogo con la prensa internacional en el flamante Centro Acuático de Tokio 2020.

“Simplemente metí la cabeza en el agua y ya está. Es increíble, un sueño hecho realidad”, agregó. De esta forma, Hafnaoui se convierte en el segundo campeón olímpico de Túnez en la natación. El primero fue el recordado Oussama Mellouli, que obtuvo tres medallas en la historia de los Juegos Olímpicos con dos oros  y una plata.

El nacido el 2002, esta no fue la primera participación olímpica para Hafnaoui. Hace tres años, participó en los Juegos Olímpicos de la Juventud realizados en Buenos Aires 2018. Allí compitió en los 200, 400 y 800 metros libre quedando. En las últimas dos pruebas, fue finalista (5° en 400m y 7° en 800m). El nuevo campeón olímpico también tiene una particularidad, ya que es hijo del exjugador de básquetbol Mohamed Hafnaoui, que jugó con su selección en los JJOO.

Tras consagrarse y sorprender al mundo, Hafnaoui volverá al Centro Acuático de Tokio el próximo 27 de julio en la prueba de los 800 metros estilo libre.

Compartir