Prisión preventiva para un delincuente que tenía pedido de captura por asaltar a empleados de una panadería

Prisión preventiva para un delincuente que tenía pedido de captura por asaltar a empleados de una panadería
El mismo databa del 30 de julio del 2021.

La Unidad Fiscal de Delitos Flagrantes III, a cargo de Carlos Saltor, solicitó una audiencia que se realizó ayer martes 17 de agosto a los fines de controlar la detención, formular cargos y pedir medidas de coerción en contra de un peligroso delincuente que estaba prófugo de la Justicia tras ser acusado de robarles a los empleados de una panadería, a punta de pistola y a plena luz del día, en Las Talitas.

El imputado fue aprehendido el último lunes, alrededor de las 13:00, en inmediaciones del barrio Virgen del Valle de la mencionada localidad, luego de que dos horas antes se llevara a cabo un allanamiento en su domicilio por una causa de robo, hecho perpetrado el pasado sábado 14 de agosto. Antes de su aprehensión, los efectivos policiales se dieron con que sobre el acusado pesaba un pedido de captura y detención, que data el 30 de julio del 2021, por otro caso de robo con armas de fuego.

La representante del MPF en la audiencia, la auxiliar de fiscal, Zulma Viel, sostuvo que la calificación legal provisoria es la del delito de robo agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de coautor. Por otro lado, con el fin de avanzar con la investigación, pidió la prisión preventiva del encartado por el plazo de 30 días, argumentando –entre otras cosas– que existen riesgos procesales como el peligro de fuga y que el imputado tiene numerosas causas penales en trámite. La jueza interviniente hizo lugar a todo lo requerido por la Fiscalía.

El hecho que se imputa

El 28 de julio de 2021, cerca de las 14:30 horas, dos empleados de una panadería estaban haciendo repartos en el barrio Virgen del Huerto, Las Talitas, a bordo de una camioneta. Al llegar a un local donde tenían que dejar mercadería, uno de ellos descendió para hacer entrega del producto, mientras que el otro se quedó en el interior del vehículo preparando los demás pedidos. En ese momento, el imputado junto a otros dos sujetos interceptaron a las víctimas a punta de pistola.

El acusado se dirigió hacia uno de los hombres y, previo a amenazarlo de muerte con un arma de fuego, lo tiró al piso y le apuntó en la cabeza mientras le gritaba “¿dónde está la plata?”, buscando en la camioneta hasta que en un compartimiento encontró la suma de 70.000 pesos, además de sustraerle el teléfono. Por su parte, el cómplice interceptó al otro trabajador amedrentándolo con un arma en la cabeza y le sustrajo 300 pesos, un celular y las zapatillas.

Mientras todo esto ocurría, el tercer delincuente –que también se encuentra imputado en la causa– vigilaba la zona y, al advertir la presencia de testigos, les hizo señas a sus dos cómplices para emprender la huida, por lo que los tres procedieron a darse a la fuga. Uno de los ladrones (el que hacía de “campana”) fue visto por los vecinos en un descampado, mientras que los restantes escaparon.

Compartir