Seguinos

Salud
02/07/2024

Qué es el love bombing y por qué hay que protegerse de él

Qué es el love bombing y por qué hay que protegerse de él
Identificar ciertas tácticas de este tipo de vínculo es clave para que una nueva relación no nos haga perder el tiempo.

Comenzar una nueva relación de pareja y encontrar a alguien con quien compartir intereses y todo tipo de gustos es lo ideal y, normalmente, no dudaríamos que se trata de la persona casi perfecta para nosotros. Nuestra nueva pareja podría ser la persona que buscamos durante toda la vida y unas pocas citas bastan para comprobar que estamos hechos el uno para el otro.

En esta relación, en lo que opinemos o deseemos, la otra persona siempre está de acuerdo con nosotros y anhela lo mismo, mientras que no deja de decirnos lo mucho que nos quiere, a todas horas y en todas partes y, si bien podemos pensar que es la relación ideal, puede que estemos ante un caso de love bombing y que, una vez que nos atrape, empiece a mostrar su verdadera cara, ya quese trata de una manipuladora de manual.

“Estamos ante love bombing cuando una persona que acabamos de conocer nos llena de atención y afecto, lo que puede resultar embriagador, pero en realidad es una forma de manipulación emocional”, señaló la doctora Nicole LePera, psicóloga clínica la Universidad de Cornell de Nueva York y The New School for Social Research.

LePera, quien es autora, entre otros libros de How to meet yourself, añadió que los love bombers son personas altamente críticas y los halagos iniciales pueden convertirse rápidamente en vergüenza, insultos o ira. Además, cuando se enojan pueden incluso no recordarlo y, si bien tienen tendencia a disculparse lo hacen porque son incapaces de regular sus emociones.

Buscan una relación para sentirse seguros. Las personas que practican este “bombardeo de amor”, como revela la Universidad de Arkansas, tienen una baja autoestima, muestran comportamientos narcisistas y son muy inseguras. De ahí que busquen establecer una relación, y cuanto antes mejor, que les confiera seguridad. Pero esta relación tendrá poco o nada, de sana. No en vano, apunta la experta, bajo esta actitud se esconde un deseo de control. “Te exigirá que mantengas un contacto permanente, lo que le permitirá saber siempre dónde estás e incluso reclamará que pasen todo el tiempo juntos”, dijo.

Busca que estemos en deuda. También nos demandará conocer aspectos de nuestra vida, cuanto más íntimos mejor, que más adelante utilizará como arma y, cuando se desviva para hacerlo todo por nosotros, sólo lo hará para generarnos la sensación de que estamos en deuda con esa persona.

La relación va muy rápido. El principal signo es, según LePera, que la relación va demasiado rápido. “Es muy común en estas personas querer ir deprisa o cerrar un compromiso sin que los miembros de la nueva pareja lleguen realmente a conocerse”, indicó. Por lo tanto, no se trata de que esté tan interesada en nosotros ni que quiera conorcernos mejor, lo que busca es atraparnos en la relación lo antes posible y crear la ilusión de que no podemos vivir el uno sin el otro.

No respetan los límites. Este tipo de personas no respeta los límites, dijo la psicóloga y, como no los tienen, esperan que los demás hagan lo mismo. Por ejemplo, cuando reclamemos nuestro espacio se presentará en nuestra casa aduciendo que estaba por la zona y nos exigirá que hagamos cosas juntos, por eso es importante que aprendamos a decir que no.

Su amor no es incondicional. Nos hará mil promesas de futuro solo para que nos comprometamos con la relación. “El amor de los que practican el love bombing viene siempre con condiciones y tienen unas expectativas muy altas sobre cómo sus parejas deben responder recíprocamente a sus regalos y acciones”, dijo LePera.

Son incapaces de regular sus emociones. No sos su primera pareja. De hecho, sus relaciones acaban durando un suspiro y siempre habla de lo imperfectas que eran, lo que no le sucede con nosotros, pero debemos leer entre líneas e identificar lo que pasó con sus anteriores parejas para evitar que nos ocurra a nosotros antes de que sea demasiado tarde y estemos en medio de una relación tóxica.

Compartir