Seguinos

19/03/2021

Qué es un tumor medular y cuáles son sus síntomas

Nuestro cuerpo renueva constantemente las células para reemplazar a las que envejecen o mueren. En algunos casos, este proceso se ve afectado y produce células "inmortales" que se acumulan en los tejidos dando lugar a los tumores.

Estos pueden ser benignos (no son cáncer) o malignos. En este último caso las células dañadas pueden extenderse por el cuerpo e invadir otros tejidos, fenómeno que se conoce como metástasis. Por ello, el cáncer no es una sola enfermedad, sino muchas.

Un tumor medular ocurre cuando esa producción anormal de células sucede dentro o alrededor de la médula espinal.

La médula espinal es una parte del sistema nervioso, y se encarga de trasmitir los mensajes desde y hacia el cerebro. Se encuentra dentro de las vértebras, una serie de discos óseos que forman la columna vertebral y se encargan de protegerla.

Síntomas del cáncer que no debes ignorar

Según donde se presentan, los tumores medulares pueden clasificarse en:

Intramedular: tumor dentro de la médula espinal.

Extramedular – intradural: tumor en las membranas (meninges) que cubren la médula espinal.

Extradural: tumor entre las meninges y los huesos de la columna.

Vertebral: tumor en las vértebras.

Si estos tumores crecen, pueden ejercer presión sobre la médula espinal o las raíces nerviosas. Esto provoca un daño severo, que con el tiempo puede llegar a ser permanente. También puede afectar a:

Células de la médula espinal.

Huesos de la columna.

Meninges.

Vasos sanguíneos.

Además de los tumores que se desarrollan dentro y alrededor de la médula espinal, que se conocen como “primarios”, pueden aparecer tumores “secundarios”, es decir, que provienen de otros tipos de cáncer, como el de próstata, pulmón o mama, leucemia, linfoma o mieloma, entre otros.

Compartir