Salud

¿Qué pasa si tomas bebidas energizantes todos los días?

¿Qué pasa si tomas bebidas energizantes todos los días?
Las bebidas energizantes son para muchos una gran ayuda para vencer la fatiga y el agotamiento.

Sin embargo, sus efectos suelen ser temporales, seguidos por un eventual decaimiento que puede llevar al consumidor a continuar bebiendo estos productos. ¿Te has preguntado qué puede pasar si tomas muchas bebidas energizantes a diario? Aquí repasamos la evidencia disponible.

Qué son las bebidas energizantes
Las bebidas energizantes, también llamadas energéticas o hipertónicas, surgen con el objetivo de que quien las consume:

Alcance un mayor nivel de concentración.

Aumente su resistencia física.

Consiga una sensación de bienestar.

Elimine sustancias nocivas del organismo.

Estimule el metabolismo.

Evite el sueño.

Logre reacciones más veloces.

No deben confundirse con las bebidas isotónicas, destinadas a reponer líquido y sustancias perdidas durante la actividad física. Entre los principales ingredientes de las bebidas energizantes encontramos:

Agua carbonatada.

Aspartamo (edulcorante destinado a las versiones dietéticas).

Azúcares.

Cafeína.

D-glucurono-gammalactonna (carbohidrato).

Guaraná (hierba).

Taurina.

Vitaminas B (B2, B3, B4, B5, B6 y B12).

Esta combinación de ingrediente actúa sobre el sistema nervioso central, inhibiendo los neurotransmisores encargados de transmitir sensaciones de cansancio, fatiga, agotamiento o sueño, a la vez que potencia aquellos relacionados con el bienestar y la concentración.

Si bien proporcionan energía casi inmediata al cuerpo, realmente no acaban con la fatiga muscular o el agotamiento, sino que inhiben temporalmente esas sensaciones. Por este motivo, es común que el decaimiento resurja una vez que termina el efecto de la bebida.

Efectos sobre el organismo
Distintos especialistas han estudiado el consumo y los efectos en el organismo que provocan las bebidas energizantes.

Alimentos para mejorar la concentración

Aunque no son tan adictivas o dañinas como las bebidas alcohólicas, si pueden generar una dependencia por sus efectos temporales, especialmente entre los consumidores que recurren a ellas para combatir diferentes problemas cotidianos, como cansancio físico, insomnio, o estrés.

Compartir