Seguinos

Salud
25/01/2023

Qué posturas causan dolor y cómo corregirlas

Qué posturas causan dolor y cómo corregirlas
Estar parados, sentados, agacharnos o dormir son movimientos y posiciones que realizamos o mantenemos a diario.

Pero ¿sabías que existe una forma correcta de hacerlo, mientras que otras incluso pueden perjudicarnos y provocar dolor? Conoce aquí qué posturas cotidianas pueden causar molestias y cómo puedes corregirlas.

Una buena postura
Mantener una buena postura es fundamental para conservar el equilibrio y evitar molestias y lesiones. La postura corporal puede ser:

Estática: se refiere a como se mantiene el cuerpo cuando no estás en movimiento, es decir, mientras duermes, estás de pie o sentado.

Dinámica: se refiere a como sostienes el cuerpo en movimiento, mientras caminas, corres, te agachas o realizas todo tipo de acciones.

Los cambios en la postura pueden ocurrir por:

Malos hábitos: como sentarse encorvado o no estar parado correctamente.

Músculos poco flexibles: disminuyen el rango de movimiento, afectando qué tan lejos puede moverse una articulación.

Músculos débiles: fomentan la caída, inclinando el cuerpo hacia adelante, provocando desequilibrio y dolores frecuentes.

Veamos cómo realizar movimientos cotidianos de forma correcta para prevenir lesiones o dolores:

Cuando estás sentado
Ya sea para descansar, comer o trabajar, existe una forma correcta de estar sentado y otras incorrectas. Ten en cuenta estos consejos:

Posición incorrecta
Cabeza flexionada hacia delante: el mentón se dirige al pecho.

Codos despegados del cuerpo y en el aire

Espalda encorvada: si se ve a la persona de perfil se observa que forma una C con el cuerpo (cabeza, columna y piernas), ya que no apoya toda la espalda en el sillón, silla o respaldo.

Hombros elevados: sobrecargan el músculo trapecio (zona central y superior de la espalda).

Piernas cruzadas.

Posición correcta
Ambos pies deben estar en contacto con el suelo.

Apoya los codos para que se relajen los trapecios.

La cabeza tiene que estar recta, alineando la columna cervical y dorsal. No debe inclinarse hacia delante o atrás.

Las rodillas y caderas deben estar flexionadas, formando un ángulo de 90° entre sí y entre la cadera y el tronco.

Usa un almohadón en la espalda para que las vértebras descansen y puedas mantener una postura erguida con mayor facilidad.

Si estás leyendo, el libro, computadora, o celular deben encontrarse a la altura de los ojos. Este consejos también aplica para la televisión.

Compartir