Seguinos

Qué pruebas no se deben indicar a los niños con autismo

Un importante grupo médico está ofreciendo directrices para la evaluación de los niños con conductas autistas.

Ciertas medidas para evaluar la exposición a los compuestos químicos no son útiles para orientar el tratamiento, enfatiza el Consejo de Salud Ambiental de la Academia Estadounidense de Pediatría, según informa una publicación de HealthDay.

El consejo señaló que encontrar un compuesto en el cuerpo no significa necesariamente que vaya a provocar daños.

También ofreció una lista de cinco cosas que los médicos y pacientes deben cuestionar al evaluar las pruebas para los niños con trastornos conductuales o del desarrollo, lo que incluye el autismo.

Pruebas de metales y minerales
Las pruebas de rutina de metales y minerales podrían ser nocivas si estos resultados orientan el tratamiento, apuntó el consejo.

Esto se debe a que las exposiciones a estas sustancias no se han vinculado de forma concluyente con el desarrollo de conductas autistas.

El consejo se refiere a ciertos conservantes usados en los frascos de vacunas de dosis múltiples (el timerosal y el etilmercurio), que se han culpado por el aumento en las tasas de autismo sin prueba de un vínculo causal.

“Como los síntomas de autismo ocurren en un momento temprano de la niñez, y posiblemente, entre meses y años después de que cualquier exposición potencial pudiera haber resultado en la neurotoxicidad, las probabilidades de una presencia continua de ese compuesto tóxico son bajas”, apuntó el consejo.

Advirtió que los padres pueden estar desesperados por respuestas y buscar fuentes alternativas que recomiendan los análisis de laboratorio para los minerales y los metales.

¿Sabías que existe una relación entre Autismo y deficiencia de zinc?

“Encontrar un resultado anómalo ha conducido a tratamientos desaconsejados y a la muerte de algunos pacientes”, explicó el consejo en un comunicado de prensa.

Compartir